3 de enero de 2021

Repaso de 2020 y enfoque de 2021

Sucede que los años tienen por costumbre terminarse y a veces hacemos balance de lo acontecido. Este año ha sido particularmente raro por la consabida pandemia, los confinamientos y la forzosa necesidad de convertir en digitales casi todas las relaciones. 

Mentiría si dijese que esta nueva normalidad no me ha pasado factura en lo personal más allá que en mi tiempo de ocio, pero no quiero centrarme en temas más allá de lo aplicable al ocio.

Juegos de rol

Este año arrancaba bien combinando varias mesas de juego estables en el club al que pertenezco, pero a principios de primavera saltaba todo por los aires. Ambos grupos pasaron al online, aunque con pérdidas. En un caso de jugadores, en otro de tiempo efectivo de juego, tanto en duración de las sesiones como en frecuencia.

En uno de los grupos, donde estoy en una campaña de Cyberpunk 2020 como jugador, no hubo mayores cambios, ya que todos llevamos entorno a 20 años jugando y nos conocemos los entresijos del sistema y cambiar a una plataforma digital no supuso mayor problema.

El otro grupo es diferente porque en él saltamos más de juegos. En un contexto en el que cada mes estás jugando a algo diferente, el digital para mi gusto entorpece mucho el probar juegos complejos que sean nuevos para la mayoría.

Siendo así, en el grupo de los picaflores dejé la campaña que estaba haciendo de La llamada de Cthulhu 7ª y monté una de Ratas en las paredes, un sistema que me ha parecido razonablemente ágil y cómodo de dirigir. Otros juegos sencillos que funcionaron bastante bien en el online fueron Eirendor, Haunted House y Aventura! (basado en Eirendor).

En resumen de los juegos jugados y dirigidos, por orden de partidas, a ojo, sería algo así:

Juegos de rol como jugador:
  • Cyberpunk 2020
  • Warhammer 2ª
  • Labyrinth Lord
  • Haunted House
  • Aventura!
  • Mutantes G2
  • GURPS
Juegos de rol como narrador:
  • La llamada de Cthulhu 7ª
  • Ratas en las paredes
  • Eirendor
  • Vampiro la Mascarada V20
  • Mago la Ascensión M20
  • Cyberpunk RED (caja de inicio)

 Juegos de mesa

Los juegos de mesa este año han quedado muy relegados a un segundo plano porque las reuniones de amigos se han reducido a los meses de verano. Los juegos de mesa siempre los divido en dos grupos, diferenciado entre los que son más "de género" y los casuales para jugar con muggles, dominando muy claramente Dominion en el primer caso y Virus en el segundo y por el mismo motivo: son juegos rápidos de montar y fáciles de explicar.

Juegos de mesa:

  • Dominion
  • Eldritch Horror
  • Crónicas del crimen

Juegos de mesa muggles:

  • Virus
  • Bang!
  • Bang de samurais
  • Trivial de cartas

Propósitos para 2021 

En lo tocante a lo que quiero hacer para este año, tengo un firme propósito que no es otro más que preparar bien las partidas para acotar bien su duración. Como jugador viejo arrastro vicios y uno de ellos, puede que el peor, es planificar partidas como si fueran a continuar ad infinitum, un vestigio de mis primeros tiempos como máster, cuando quemábamos cada fin de semana jugado día y noche a rol.

Los tiempos han cambiado y no puedo seguir con ese planteamiento porque las partidas no se llegan a terminar y es muy frustrante, al menos para mí como director de juego. Y más si se trata de partidas con gente desconocida (algo en lo que precisamente pretendo ahondar este año), porque es un poco como quemar puentes.

En cuando a juegos de rol concretos, a día de hoy lo que más me pide el cuerpo es centrarme en Mundo de Tinieblas, Cyberpunk y Kult, aunque sin dejar de lado la actual campaña de Eirendor o las seguras partidas de La llamada de Cthulhu que todos los años termino haciendo.

1 de enero de 2021

Una opinión diferente sobre Cyberpunk 2077

Antes de empezar aviso que puede haber SPOILERS de la historia, porque no sé hasta qué punto se ha desvelado a través de trailers y filtraciones desde 2012 hasta su lanzamiento el mes pasado.

Cyberpunk 2077 estaba llamada a ser uno de los lanzamientos de 2020 y al final lo ha sido, aunque no por motivos que esperaba CDPR. No es difícil ver que el juego falla no solo por sus innumerables bugs (que se solucionarán con el tiempo), sino porque no parece tener un buen diseño en cuanto a las mecánicas. Dicen los que saben que no es un buen juego de acción, ni de sigilo, ni de hacking. El mundo abierto no es particularmente abierto y la mayoría de las decisiones que tomas son irrelevantes para la historia. Bien, todo esto ya se ha explicado extensamente en los ríos de tinta digital que se ha vertido en estas últimas 3 semanas.

Yo, para que os pongáis en antecedentes, soy un jugador de videojuegos totalmente casual que he acumulado horas principalmente en los Civilization 2, 3 y 4 de Sid Meier. Las cosas que para muchos son muy de 2015 en esto de los videojuegos para mí son totalmente nuevas, así que parto con la ventaja de que soy fácil de sorprender en los aspectos técnicos.

Judy, una PNJ recurrente

Donde no soy fácil de sorprender es en los aspectos más roleros. Siempre he tenido un fuerte prejuicio a aceptar un género de videojuegos supuestamente de rol y, tras terminarme este juego, puedo decir que sigo en mis 13. A día de hoy no creo que pueda generarse por ordenador la experiencia de un juego de rol "de los de mesa".

Ahora bien, a mí este Cyberpunk 2077 me ha flipado por varias cosas. Sabiendo que no es realmente un juego de rol, tanto la historia principal como esos pequeños detalles que ayudan a la inmersión en un mundo muy particular me han parecido muy buenos.

Hay que tener en cuenta que no es otro juego cyberpunk genérico más, sino que toma como base el trasfondo del propio Cyberpunk 2020 y lo evoluciona. La historia central está íntimamente ligada con Never Fade Away (la aventura de ejemplo del juego de rol) y sus protagonistas, hasta el punto en el que reconoces cada una de las escenas y escenarios que te presentan mediante flashbacks.

Pandilleros de Maelstorm

No sólo la historia es buena, sino que la sensación de moverte por una ciudad tan detallada y llena de guiños a cosas que conoces desde hace tanto ayuda a crear un efecto inmersivo muy bueno.

Silverhand, Rogue, Santiago, Alt, Bartmos, Eurodyne, Bes Isis, los Aldecaldo, Petrochem, Biotechnica, Arasaka, Militech, Netwatch, N54, el Atlantis y el Afterlife, Pacífica y los Hijos del Vudú... Son personajes, organizaciones y lugares que tenemos interiorizados desde hace muchos años.

Pero esa era la parte fácil y vistosa, el tema es que está lleno de pequeños detalles como la publicidad de productos clásicos del juego (como los polímeros de un sólo disparo o el Mr. Stud) y las referencias al virus de Bartmos y Spider en los pinchos que te encuentras por ahí.

Además se nota que los guionistas son fans del género y no sólo del juego de rol, con detalles como el de la revisión que le hacen a los Hijos del Vudú o la inclusión de un tal Swedenborg-Riviera en una misión secundaria (que todavía no hice).

Una vista de la calle

En conjunto, y a pesar de los fallos técnicos del juego, Cyberpunk 2077 ofrece una gran historia arquetípica del cyberpunk y una muy buena muestra de la ambientación específica de Night City, lo que junto con el libro The World of Cyberpunk 2077, seguramente sean más que suficientes para sembrar de campañas las mesas de los aficionados al género.

Mi consejo es que si sois fans del Cyberpunk 2020, os hagáis con una copia del videojuego si podéis, a ser posible dentro de unos meses cuando esté más consolidado en el apartado técnico.

27 de diciembre de 2020

Los monjes que se momificaron así mismos

Entre 1081 y 1903, alrededor de 20 monjes vivos de Shingon se momificaron exitósamente en un intento de sokushinbutsu, o convirtiéndose en ′′ un Buda en este cuerpo."

A través de una dieta estricta forrajeada de las montañas cercanas de Dewa, Japón, los monjes trabajaron para deshidratar el cuerpo desde el interior hacia afuera, montando el yo de la grasa, músculo y humedad antes de ser enterrado en una caja de pino para meditar durante sus últimos días en Tierra.

Momificación alrededor del mundo

Aunque este evento puede parecer particular para los monjes japoneses, muchas culturas han practicado la momificación. Esto se debe a que, como Ken Jeremiah escribe en el libro Buda viviente: los monjes auto-momificados de Yamagata, Japón, muchas religiones de todo el mundo reconocen un cadáver imperecedero como una marca de la capacidad excepcional de conectar con una fuerza que trasciende el reino físico.

Aunque no es la única secta religiosa que practica la momificación, los monjes japoneses Shingon de Yamagata están entre los más famosos para practicar el ritual, ya que varios de sus practicantes se momificaron exitósamente mientras siguen vivos.

Buscando la redención para la salvación de la humanidad, los monjes en un camino hacia el sokushinbutsu creían que este acto sacrificado - hecho en la emulación de un monje del siglo noveno llamado K ükai - les concedería acceso a Tusita Heaven, donde vivirían durante 1.6 millones de años y Sé bendecido con la capacidad de proteger a los humanos en la Tierra.

Necesitando que sus cuerpos físicos acompañen a sus seres espirituales en Tusita, se embarcaron en un viaje tan devoto como doloroso, momificándose desde el interior para prevenir la descomposición después de la muerte. El proceso llevó al menos tres años, su método se perfeccionó a lo largo de siglos y se adaptó al clima húmedo generalmente no apto para momificar un cuerpo.

¿Cómo convertirte en una momia?

Para comenzar el proceso de auto-momificación, los monjes adoptarían una dieta conocida como mokujikigy ō, o ′′ comer árboles." Forrajeando a través de bosques cercanos, los practicantes sólo existían en raíces de árboles, frutos secos y bayas, corteza de árbol y agujas de pino . Una fuente también informa de encontrar rocas de río en los vientres de las momias.

Esta dieta extrema sirvió para dos propósitos. Primero, comenzó la preparación biológica del cuerpo para la momificación, ya que eliminó cualquier grasa y músculo del marco. También evitó la futura descomposición al privar a las bacterias naturales del cuerpo de nutrientes vitales y humedad. En un nivel más espiritual, las extendidas y aisladas misiones de comida tendrían un efecto ′′ endurecido ′′ en la moral del monje, disciplinándolo y alentando la contemplación.

Esta dieta normalmente duraría 1,000 días, aunque algunos monjes repetirían el curso dos o tres veces para prepararse mejor para la siguiente fase del sokushinbutsu. Para comenzar el proceso de embalsamamiento, los monjes pueden haber añadido un té elaborado de urushi, la savia del árbol de laca chino, ya que haría que sus cuerpos fueran tóxicos para insectos invasores después de la muerte.

En este punto no bebiendo nada más que una pequeña cantidad de agua salinizada, los monjes continuarían con su práctica de meditación. A medida que se acercaba la muerte, los devotos descansarían en una pequeña caja de pino apretada, que los compañeros de los votantes bajarían en el suelo, alrededor de diez pies por debajo de la superficie de la Tierra.

Equipado con una barra de bambú como una vía aérea para respirar, los monjes cubrieron el ataúd con carbón vegetal, dejando al monje enterrado una pequeña campana que tocaría para notificar a otros que todavía estaba vivo. Durante días el monje enterrado meditaba en total oscuridad, y tocaba la campana.

Cuando el anillo se detuvo, monjes sobre el suelo asumieron que el monje subterráneo había muerto. Se procederían a sellar la tumba, donde dejarían el cadáver para mentir durante 1,000 días. Después de desenterrar el ataúd, los seguidores inspeccionarían el cuerpo para ver signos de decadencia. Si los cuerpos se hubieran mantenido intactos, los monjes creían que el difunto había llegado al sokushinbutsu, y así vestirían los cuerpos con ropas y los colocarían en un templo para adorar. Los monjes les dieron a los que muestran decadencia un modesto entierro.

Sokushinbutsu: Una práctica moribunda

El primer intento de sokushinbutsu tuvo lugar en 1081 y terminó en fracaso. Desde entonces, cien monjes más han intentado alcanzar la salvación mediante la auto-momificación, con sólo alrededor de dos docenas consiguiendo éxito en su misión.

En estos días, nadie practica el acto de sokushinbutsu como el gobierno Meiji lo criminalizó en 1877, viendo la práctica como anacrónica y depravada.

El último monje en morir de sokushinbutsu lo hizo ilegalmente, pasando años después en 1903.

Su nombre era Bukkai, y en 1961 los investigadores de la Universidad Tohoku exhumarían sus restos, que ahora descansan en Kanzeonji, un templo budista del siglo VII en el suroeste de Japón. De los 16 sokushinbutsu existentes en Japón, la mayoría se encuentra en el monte. Región de Yudono en la prefectura de Yamagata.

Fuente: artículo de Facebook sin fuente.

4 de noviembre de 2020

Mecenazgo: Tierras Quebradas

Siempre que me propongo escribir sobre un mecenazgo me pregunto si es de alguna utilidad, sobre todo si se trata de algún juego de rol, porque asumo que el lector medio de este blog ya está al día de la actualidad rolera. Luego leo que a este mecenazgo le faltó promoción y recuerdo que no todo el mundo vive en Verkami como yo, así que por si esto sirve para que algún despistado, hoy presentamos el mecenazgo de Tierras Quebradas.

Escrito por Carlos Ferrer (Betty "the Slayer" Mitchell JdR) y publicado (esperemos) por Ediciones T&T (Ragnarok, Dungeons & Cthulhu), Tierras Quebradas: Aventuras entre la Ley y el Caos es un juego de rol de fantasía oscura inspirado en el Multiverso de Michael Moorcock y la guerra cósmica entre la Ley y el Caos y basado vagamente en el sistema Interlock.

Entrando un poco más en detalle, la ambientación está creada desde cero por Carlos Ferrer, tras ver imposible adquirir la licencia sobre los Reinos Jóvenes de Moorcock. A pesar de esto no debe pensarse que es un simple émulo, sino que las Tierras Quebradas son en realidad otro plano más de existencia del Millón de Esferas disputado por la Ley y el Caos. Es casi un mundo apócrifo.

El sistema de juego toma el Interlock (Cyberpunk 2013/2020/Red, Mekton Z, The Witcher) como base, pero está bastante modificado, sobre todo en lo referente al combate, que tiene un enfoque más abstracto de tiradas enfrentadas (similar al del Pendragón por ejemplo). También tiene sistemas nuevos para reforzar la interpretación, la afiliación religiosa/filosófica y el destino de los personajes.

Puedes ver una muestra de todo esto en la guía de inicio del juego de 56 páginas que incluye ambientación, reglas y una aventura completa.

Respecto a la edición del libro hay que reconocerle el buen trabajo a Ediciones T&T, que nos presenta un básico de 300 páginas en A4, a color y tapas duras, con una maquetación y un arte de inspiración art nouveau fabulosas de Daniel Jimbert.

El mecenazgo, que lleva ya 2 semanas funcionando y a falta de un último empujón podemos darlo por exitoso (en el momento de escribir esto va por el 97% de recaudación), tiene 2 niveles básicos de aportación:

  • Libro básico por 38€
  • Libro básico, pantalla y mapa A2 por 55€

A esto hay que añadirle un add-on con 2 aventuras y las recompensas que se puedan desbloquear, que incluyen más add-ons y hasta 50 páginas de contenido extra para el básico.


No quiero abundar mucho más en el tema porque está mucho mejor explicado en la web del verkami. Os dejo también un par de vídeos muy útiles para conocer un poco más el juego: esta reseña de Pau Blackonion y esta entrevista a Carlos Ferrer.

Un mundo profundo y detallado, una maquetación preciosa, un arte fabuloso, un sistema diseñado para encajar con la ambientación y un precio más que razonable... Hay quien piensa que si este juego fuera extranjero el mecenazgo estaría recaudando cifras mucho mayores y yo estoy de acuerdo.

23 de octubre de 2020

¿Es nuestro navegador seguro?

Hace unos días me hablaron de esta herramienta online para comprobar la calidad del bloqueo de trackers del navegador: Panopticlick, que está hospedada por la EFF (Electronic Frontier Foundation).

Básicamente Panopticlick comprueba la seguridad de tu navegador ante la obtención de datos de terceros a varios niveles para vaya usted a saber qué usos.

En mi caso mis navegadores, Firefox 81 (64 bits) for Ubuntu y Chromium 86, con sus respectivas apps de bloqueo publicitario superan parte de las pruebas, pero fallan a la hora de evitar el fingerprinting, que es el conjunto de información que identifica inequívocamente un ordenador y que incluye información de cosas como las características de tu monitor o las fuentes de sistema que tienes instaladas.

Puede que no os creáis esto del fingerprinting, pero creedme, llevo integrando pasarelas de pago desde que se aprobaron las últimas leyes a nivel europeo sobre protección de datos (el famoso 3DS) y es considerable la información que se puede obtener, sin hacer nada especial, del ordenador de alguien a través de su navegador.

Printfriendly