10 de noviembre de 2007

Lobo, el Hombre

Debo decir que obviamente ya sabía de la existencia de este ser desde hacía años, pero nunca me había puesto a mirar nunca más allá de las cómicas portadas y algunas viñetas chorras a modo de chiste en algún que otro cómic... y como siempre eran chorradas, pues nunca le presté la atención que se merecía. Pero claro, la cosa es que Lobo es un personaje chorra: esa es parte fundamental de su esencia. Vayamos por partes, como dijo Jack.

Lobo, creado por Keith Giffen y Roger Slifer, aparece como malo maloso en el 83, en un cómic titulado Omega Men, de DC (porque es un personaje de DC, ¿no lo había dicho ya?). Era un malo maloso más, único superviviente de su especie y poco más que contar... bueno, que iba de naranja y púrpura, vale.

Años más tarde, alguna mente preclara decidió recuperarlo y convertirlo en una paradoia de superhéroe o supervillano, hiper musculado, desproporcionado, con montones de armas capaces de petar mundos enteros... Además, Lobo era un tío inmortal, y no porque tuviera ese poder en sí, sino porque ya le había echado tanto del Cielo como del Infierno... Total, que era lo que en algunos círculos narizones llaman un "súpersuper", y encima era de los malos.

Este remozado Lobo tenía además una historia un poco más... bueno, un poco más mejor: en una galaxia muy, muy lejana en la que la civilización era perfecta y la armonía, el amor y otras cosas buenas gobernaban el mundo, un día nació Lobo. Este tío tenía muy mala baba y se dedicaba a matar y torturar a todos los que pillaba. Como quiera que en ese mundo perfecto no existía la violencia, no sabían como lidiar con el pequeño cabroncete. Finalmente, para acabar con su sufrimiento, un Lobo adolescente creó una raza de insecto venenoso (por lo visto tenía una mente privilegiada) con la que exterminó a todo el planeta.

Y claro, un tío tan majo tenía que calar hondo en los corazones de los frikis más depravados. En 1990 empezó a tener un título propio: Lobo: El Último Czarniano, una miniserie de 4 números que alumbró varias miniseries y números especiales, incluyendo el crossover DC vs Marvel.

En general podemos decir que las historias que protagoniza Lobo son cómicas, depravadas, delirantes, negras, divertidas, macabras... ¡y encima ilustradas por Bisley! Entre otros argumentos está el del famoso Especial Navidad Paramilitar, donde el Conejo de Pascua contrata a Lobo para petarle el cacas a Santa Claus.

Como dato anecdótico, la wikipedia nos cuenta que en el universio de la serie AMALGAM alguien se le ocurrió la genial idea de fusionar a Lobezno con Lobo, pero esta fue desestimada por tener que generar un personaje demasiado bruto (y digo yo: pffff, principiantes, Conan los fusionaría a ostias...).

A lo que venía todo esto es que como a tanto otros en los 90, a 10 de noviembre de 2007 y a falta de 3 semanas para cobrar (sic) y seguir pillando cómics, este simpático czarniano se ha ganado un hueco en mi estantería junto a Conan, Spider Jerusalem y El Señor del Sueño.

Bueno, este post podría a ver sido más preciso, pero hubiera tenido que levantarme de la silla para llegar hasta la estantería, y claro, no querreis eso, ¿verdad? En otro momento, cuando esté menos vago pondré enlaces.
Publicar un comentario
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...