25 de octubre de 2007

Plataformarol ha dejado de existir

Ha sido todo un shock ir a entrar a Plataformarol.com y ver que entraba en otra web (Plumayespada.foroportal.es). Pensé que me había equivocado al teleclear la url (como mucha más gente parece ser) y volví a intentarlo, pero desgraciadamente no, no me había equivocado. Plataformarol había dejado de existir.
A tenor de lo que dicen en los foros de Plumayespada, el webmaster de Plataformarol.com desapareció impidiendo el mantenimiento de la web y la renovación del contrato del dominio. Reproduzco lo más parecido a una explicación que he encontrado en uno de sus foros:
No me sorprende que no lo sepas Elcabra entre el primer aviso y la destrucción de Plataformarol solo pasaron tres días , te diré lo que paso , el día 21 Cappadocius colgó una pregunta en el Staff de Usuarios la pregunta era ¿ es cierto que a plataformarol le queda un mes de vida ? Robroy la respondió al poner un Aviso Importante en las principales secciones , resumiendo que hacia meses que nuestro Webmaster desapareció impidiendo la creación de nuevas partidas y aún peor volviendo imposible revalidar el dominio de Internet donde estaba PR , teníamos de tiempo hasta el 24 , apenas hubo tiempo de salvar algo pues el día funesto llego y nos borraron , Plataforma Rol ya no existe , respecto a porque se redirige la gente aquí la verdad es que no lo sabemos , lo único que queda de PR es lo poco que copiamos en mi caso unas pocas descargas y el mapa de Vardia que copie por puro sentimentalismo.
En el momento de escribir esto la única manera de entrar en Plataformarol.com es através de la caché de google. Obviamente todo el material alojado en ya no existe o al menos no es accesible desde internet.
Me he metido en Technorati y no he encontrado nada salvo cierta información sobre Nación Rolera que desconocía gracias a este blog: Rolearte.
---
Hay que decir para quien no lo sepa que Plataformarol.com era probablemente el mayor portal dedicado a los juegos de rol en habla hispana con más de 30.000 usuarios registrados. También muy probablemente era el mayor directorio de partidas y recursos creados por los usuarios para descargar. Era el primer sitio a donde íbamos muchos a buscar las hojas de personaje para imprimirlas. Era una de esas maravillosas webs donde podías descargarte cosas sin tener que registrarte.
Aunque yo no participaba en las partidas de rol por foro pertenecía a la comunidad desde principios de 2004. Creo recordar que estaba presente los días en los que Plataformarol.com alcanzó los 10.000 usuarios registrados. Participé con mayor o menor intensidad durante casi 4 años enviando descargas y discutiendo en los foros sobre este nuestro hobby.
---
Finalmente decir que si bien Plataformarol.com había tenido problemas en el pasado en los que la web se había caído y habían perdido información y tal, siempre tuvieron backups para restaurar rápidamente el sitio (en una ocasión creo que llegó a perderse la actividad de un mes). ¿No hay nadie que tengo acceso a las últimas backups?
Tengo que admitir que personalmente me da mucha pena que la sección de descargas se haya volatilizado. El único motivo por el que a veces intentaba escribir un escenario de manera que cualquiera lo pudiera entender, que lo maquetaba un poco y lo pasaba a pdf era para poder compartirlo desde Plataformarol.com. Además me gustaba pensar que podía haberle animado la tarde a un grupo de roleros en alguna de las muchas partes del mundo donde hablamos la lengua de Cervantes.
---
Primero JOC International, luego CyberDark.Net, ahora Plataformarol.com... parecerá una exageración, pero esto es como quitarme un pedacito de los últimos 12 años de mi vida.
"Todos esos momentos se perderán en el tiempo como
lágrimas en la lluvia. Es hora de morir".

10 de octubre de 2007

La Guerra de las Galaxias: el póster

Estaba yo ayer repantigado en la cama mirando un póster que tengo de la Guerra de las Galaxias (cómo no)... El caso es que ya no se hacen carteles cinematográficos como aquellos. Ves ese póster y ya sabes lo que te espera: espadas de luz, pistolas láser (vale, vale, pistolas blaster), cazas ala X, la estrella de la muerte, explosiones, el cielo estrellado, batallas estelares, Chewbacca, la tipa de las enseimadas en la cabeza (en Friends mienten mucho: Leia Organa no puede ser la fantasía sexual de mucha gente y menos aún de una generación entera), Darth Vader, ciudades futuristas, androides dorados y lavadoras de astrogración… ¡Y lo mejor de todo es que efectivamente es lo que te espera!

Además, esos carteles hechos al óleo (o la técnica pictórica que sea, vaya) tienen un algo especial que los diferencia de los fotomontajes de ahora… Son como minitrailers estáticos donde exponen cachitos de escenas además del elenco de actores con el que se cuenta. Esto último es por lo visto una costumbre heredada de los años 50 y 60 cuando efectivamente en los carteles ponían a todos los actores. Un ejemplo típico es el de El hotel de los líos, pintado por el wonderfuloso Frank Frazetta.

Total, que Star Wars es la leche y que el póster del Episodio IV está muy bien donde está.

9 de octubre de 2007

Manifiesto cyberpunk

MANIFIESTO CYBERPUNK

Por Eric Hughes,
traducido por Raúl Racedo

Para una sociedad abierta, en la era electrónica la privacidad es necesaria. La privacidad no es un secreto. Un asunto privado es algo que uno no quiere que todo el mundo sepa, pero un asunto secreto es algo que alguien no quiere que cualquiera sepa. La privacidad es poder revelarse uno mismo al mundo en forma selectiva.

Si dos partidos tienen una suerte de trato, entonces cada uno tiene memoria de su interacción. Cada parte puede hablar acerca de su propia memoria involucrada en esto

¿Cómo puede cualquiera prevenirla? Una de ella puede pasar a través de las leyes en su contra, pero la libertad de opinión, aun más que la privacidad, es fundamental para una sociedad abierta: no buscamos la restricción en ninguna opinión. Si muchas partes hablan juntas en el mismo foro, cada cual puede hablarle a todas las otras y agregar juntos conocimiento individual y el de las otras partes. El poder de la comunicación electrónica permite que estos grupos hablen, y esto no desaparecerá simplemente porque nosotros podamos querer que así sea.

Aun cuando deseemos privacidad, debemos asegurar que la transacción entre partes tenga conocimiento de que esto es directamente necesario para tal transacción. Aun cuando cada información pueda ser hablada, debemos asegurarnos que revelamos lo menos posible. En muchos casos, la identidad no es lo notorio. Cuando compro una revista en un kiosco y le entrego dinero al empleado, él no tiene necesidad de saber quien soy.

Cuando le pregunto a mi proveedor de correo electrónico acerca de enviar y recibir mensajes, mi proveedor no necesita saber a quien le estoy habando o qué estoy diciendo o qué esta diciéndome alguien a mí: mí proveedor lo único que necesita saber es cómo poner los mensajes donde debe ponerlos y cual es mi deuda. Cuando mi identidad es revelada por el subyacente mecanismo de la transacción, no tengo privacidad. Aquí no puedo seleccionar el revelarme ya que siempre debo revelarme.

Por esta razón, la privacidad en una sociedad abierta requiere un sistema de transacción anónimo. Antes de ahora, el dinero fue el primer sistema de éste tipo. Un sistema de transacción anónimo no es un sistema de transacción secreto. Un sistema anónimo habilita a los individuos a revelar su identidad cuando lo desean y solo cuando lo desean: ésta es la esencia de la privacidad.

De tal modo la privacidad en una sociedad abierta requiere criptografía. Si digo algo, quiero oír solo aquello por lo cual lo he propuesto. Si el contenido de mí discurso es accesible para el mundo, no tengo privacidad. El encriptamiento es lo indicado para los deseos de privacidad y el encriptar con una criptografía débil es lo indicado para no tener mucho deseo de privacidad. Además, para revelar con seguridad una identidad cuando el default proviene del anonimato, éste debe requerir la identidad criptográfica.

No podemos estar a la expectativa de los gobiernos, corporaciones u organizaciones de carácter anónimo que garanticen nuestra privacidad por encima de sus beneficios. Es esto lo que les da ventaja para hablar de nosotros y debemos esperar que ellos hablen. Para tratar de prevenir sus discursos está la pelea contra las realidades de la información. La información no quiere exactamente ser libre, se encuentra lejos de ser libre. La información se expande hasta llenar el espacio del deposito disponible. La información es el Rumor joven; el primo fuerte. Los pies de la información son rápidos, tiene más ojos, mayor conocimiento, pero entiende menos que el Rumor.

Debemos defender nuestra propia privacidad si esperamos tener una. Debemos estar juntos y crear un sistema que nos permita tomar el espacio para realizar transacciones anónimas. Las personas han defendido por centurias su propia privacidad con rumores, tinieblas, permisos, puertas cerradas, apretones de manos secretos y mensajeros. La tecnología del pasado no habilitaba una privacidad fuerte pero la presente tecnología sí lo hace.

Los Cyberpunk estamos dedicados a construir un sistema anónimo. Defendemos nuestra privacidad con criptografía, distribuyendo mail por un sistema anónimo, con firmas digitales y dinero electrónico.

El cyberpunk crea códigos. Sabemos que algunos han creado software para defender la privacidad y no tendremos privacidad al menos que todos la hagamos, que avancemos en el hecho de crearla. Publicamos nuestro código para que nuestros seguidores cyberpunks puedan practicar y jugar con él. Nuestros códigos son gratuitos para todo el que quiera usarlo en todo el mundo. No nos importa mucho si no aprovás el software que creamos. Sabemos que éste software no puede ser destruido y un sistema ampliamente disperso no puede ser echado abajo.

Los cyberpunks deploran la regulación de la criptografía porque el encriptado es fundamentalmente un acto privado. El acto de encriptar – de hecho – remueve la información del dominio público. Aun cuando las leyes estén en contra de la criptografía ellas solo se extienden hasta la frontera nacional, hasta donde alcanza el brazo de su violencia.

La criptografía se extenderá ineluctablemente por sobre todo el globo, junto con el sistema de transacciones anónimas que la ha hecho posible.

Porque la criptografía es extensa debería ser parte de un contrato social.. La gente debería

juntarse y desplegar estos sistemas para el bien común. La privacidad solo llegara tan lejos como sea con la cooperación de cada seguidor en el interior de la sociedad. Nosotros los cyberpunks buscamos tus preguntas y tu interés y confiamos en que te comprometeremos porque no nos engañamos a nosotros mismos. Como sea, no nos moveremos fuera de nuestro curso porque quizás desacordemos en nuestros objetivos.

Los Cyberpunks están activamente comprometidos en hacer de internet un lugar seguro para la privacidad. Déjennos proceder juntos rápidamente.

Adelante.

Eric Hughes [hughesATsodaDOTberkeleyDOTedu]
Vía

5 de octubre de 2007

No somos nada: vídeo de todo el universo visible

Este vídeo sí que te hace pensar eso de "no somos nada" y no el entierro / velatorio de turno. Fijaros la cantidad de vacío que hay no entre los planetas mismos, sino entre los sistemas solares de la Vía Láctea y entre las propias galaxias.





Si Frank Drake (el presi del SETI) tiene más razón que un santo... lo dificil no es que haya vida en el Universo, ¡sino dar con ella! Drake desarrolló una fórmula para calcular las posibilidades de contactar con civilizaciones alienígenas.

La ecuación en cuestión (N = R * f(p) * f(e) * f(l) * f(i) * f(c) * L) establece que no sólo tiene que darse unas determinadas situaciones que permitan que la vida florezca en otros mundos, sino que también tiene que darse que se desarrollen civilizaciones con la tecnología sufiente para poder comunicarse con nosotros y además que dichas civilizaciones no se extingan entre que les devolvemos la llamada perdida o no.

Después de todo el universo es tan grande que si los extraterrestres de marras estuvieran un poco más lejos de la cuenta (3 millones de años luz, por ejemplo) y nos hubiesen mandado algo en los albores de nuestro nacimiento como especie... ¡para cuando llegase lo que quiera que fuese ya nos habríamos extenguido!

Total... a lo que iba... que qué grande es el mundo y qué pequeños somos nosotros, coño.
Y por cierto, hablando de todo un poco, a yer fue el 50 aniversario del Sputnik 1, una pelota de baloncesto de 80 kilos que orbitó alrededor de la Tierra durante 3 semanas y que fue el primer objeto puesto en el espacio por el ser humano.