15 de agosto de 2010

Michael Curtis Ford - Dioses y legiones


Flavio Claudio Juliano (Constantinopla, 332 – Maranga, 363) fue un emperador fascinante y peculiar: mitad guerrero y mitad filósofo, era austero, frugal, violento e intransigente. Superviviente de una purga política cuando tenía 5 años, en 355 su tíastro Constantino II lo nombró César y le obligó a dejar su vida de estudio en Atenas para convertirse en guerrero y sofocar la rebelión de las tribus germánicas. Y ahí es donde comienza Dioses y legiones, novela histórica de Michael Curtis Ford ambientada en los últimos años del Imperio Romano. El narrador y médico personal de Juliano describe con gran precisión, en forma de manuscrito que le deja a su hermano, tanto la vida de la corte como la vida castrense.

Si en algo destaca el relato que cuenta el ascenso al poder y la creciente magalomanía de Juliano ansioso por recuperar la gloria de antaño, es que el autor se apoya en la abundante documentación existente para dar detalladas explicaciones de las campañas militares primero contra  las tribus germánicas y luego contras los persas, sus maniobras y tácticas y el arte de la guerra del momento de tal modo que parece que estamos leyendo más un ensayo sobre el ejército romano que no la típica novela histórica.
Publicar un comentario
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...