5 de septiembre de 2010

Elizabeth Bathory. La condesa sangrienta.

Leído el álbum tengo que decir que es una obra que pasará a tener un lugar de honor en mi estantería de cómic europeo, justo al lado de la versión de Drácula del mismo autor, Pascal Croci. Pero, ¿quién fue Bathory?

[Elizabeth Bathory] ha pasado a la Historia por haber sido acusada y condenada de ser responsable de una serie de crímenes vinculados con la obsesión por la belleza que le han valido el sobrenombre de "La Condesa Sangrienta". No obstante, algunos historiadores contemporáneos consideran que estos crímenes pudieron ser invenciones de sus enemigos en un contexto político muy complejo para buscar su perdición y muerte, tal como ocurrió, pero se cree más la otra historia.
- Wikipedia

En el cómic, la historia comienza cuando Jonathan Harker (el personaje de Stoker, claro) se interesa por el macabro personaje mientras se recupera en un hospital de Budapest de algo que podemos suponer. Gracias a las anotaciones en una agenda, compuestas tanto por el diario de Bathory como por las actas de su juicio, conocemos la vida de la condesa llamada la sangrienta. Sin embargo, esta no es una obra detallada sobre la vida del personaje, sino más bien una interpretación que se concentra sólo en algunos aspectos.

Así, mientras las costumbres de la condesa quedan plasmadas en las afiladas ilustraciones de Croci, la voz en off, que es la de Elizabeth a través de su diario, narra los acontecimientos tal y como ella los vive y añade un nuevo personaje que no podemos recordar en historias previas sobre la condesa. Y es que los autores deciden hacer coincidir a un tiempo personajes históricos y literarios, basándose en un cuento de Bram Stoker pero no en sus personajes.

Por otro lado, la ilustración es elegante, afilada, melancólica, oscura y gótica, incluso cuando todo es nieve blanca y tonos pálidos. Es un gran trabajo que destaca especialmente en los exteriores, los castillos solitarios y los bosques lúgubres. Es una lástima que en esta ocasión no haya un artículo sobre el trabajo documental de Croci, aunque nos regalan un dossier con ilustraciones y algunos textos breves pero interesantes.

Sólo queda recordar que los muertos van deprisa, y hasta aquí puedo leer.
Publicar un comentario
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...