20 de octubre de 2010

Adaptarse a los jugadores

¿En cuántos grupos de rol hay una persona que nunca hace nada en las partidas?

Yo al menos en cada grupo con el que he jugado me he encontrado con esa persona. No es que no le guste el juego, es que no tiene la misma iniciativa que los demás y termina quedándose un poco marginado, a lo suyo, haciendo las tiradas cuando le toca y siguiendo a uno u otro jugador cuando procede. Yo esto lo veo como una especie de "pérdida de recursos" y la verdad, no me gusta la situación.

Desde mi experiencia lo mejor para integrar a ese jugador en la partida no es obligándole a jugar con los demás, sino haciéndole jugar entre bastidores. Una misión especial en la que no necesariamente tiene que hacer un gran esfuerzo interpretativo pero que le convierta en el protagonista forzado es una manera de hacerle arrancar en el juego. Es como los minijuegos ocultos en los videojuegos: ¡nadie puede resistirse a ellos!

Haciento esto mismo conseguí convertir uno de los jugadores más apáticos que he tenido en un intrigante  político, asesino y agente en las sombras que mantuvo en jaque a los demás jugadores durante bastante tiempo en una crónica de Vampiro.
Publicar un comentario
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...