Ir al contenido principal

Pasándose al lado narrativo

Por mucho que se empeñe los de D&D en sacar tableros y figuritas de plástico barato y mal pintado, los juegos de rol no dejan de ser más que juegos de naración colaborativa. Los dados sirven -o deberían servir- para únicamente para resolver situaciones conflictivas. Con el tiempo los reglamentos se han ido complicando más y más, tanto que muchas veces parece que esto es poco más que un videojuego primitivo que usa la imaginación como pantalla y los dados como algoritmos que replican la física del mundo.

A la larga esto tiene un grave impacto sobre el juego de rol que pasa de ser algo narrativo con una componente de azar a ser un juego de azar con un componente narrativo. Pero ante el pecado de pedir está la virtud de no dar: cuantas menos tiradas de dados se hagan más ganará la partida.

¿Que cómo se juega a rol sin tirar dados? Fácil, asume que si un personaje tiene la habilidad para hacer algo, lo hace sin más. Por que vamos a ver, si un PJ tiene una habilidad al 80% (o +20 en D&D o 6D en Star Wars o Muy alto en una escala fudge)... ¿realmente tiene que tirar dados para utilizarla en una situación rutinaria? Las tiradas deberían estar restringidas a las situaciones críticas como cuando el personaje de turno trata de pasar sigilosamente delante del troll dormido para no despertarle, cuando los rebeldes se hacen pasar por soldados de asalto en Star Wars o al intentar averiguar si el diplomático miente. Con esto ganamos agilidad durante la partida, hace que todos los jugadores interpreten más y penaliza en cierto modo a los powergamers.

Otro recurso que yo utilizo mucho es la de darle a los PJs determinadas ventajas interpretativas basadas en su estadísticas. Si un personaje tiene un carisma muy alto, daré por hecho que ese tipo siempre tiene un "qué sé yo que yo qué sé" que encandila a todos y si otro fue cazador durante 20 años le daré "gratis" muchos éxitos en las situaciones en las que haya que rastrear una presa, aunque él mismo no tenga una habilidad de rastrear muy alta.

Coger una hoja de personaje antes de empezar a jugar y remarcar todas las características, habilidades y rasgos especialmente altos es una buena manera de hacernos una idea de qué tipo de PJs es, de qué se le da bien y porqué va a destacar. Y si esto lo juntamos con los Aspectos del Fate que no hace mucho la gente de SPQRol me descubrió (gracias), será la bomba.

Algo que siempre me ha gustado mucho del Pendragón es que sugiere que en vez de hacer tiradas de dados sea el jugador el que haga las cosas (incluso pone el ejemplo de un jugador que compone un poema en nombre de su PJ). Para mí es un gran acierto que el DJ contemple esta opción, al menos en lo referente a las habilidades sociales, porque obliga a los jugadores a interpretar más.

¿Cuando hay que tirar dados? Cuando la pericia del PJ no sea suficiente para garantizarle el éxito (como por ejemplo una habilidad por debajo del 40% sobre 100%).Y bueno, desde luezo hay situaciones en las que el azar refuerza la tensión en la partida y es el mejor momento para pedir tiradas. Finalmente, como tirar dados de vez en cuando es divertido, pueden crearse situaciones especiales en las partidas destinadas a sanas competiciones de azar. Mis favoritas suelen ser las ferias y torneos en los juegos de fantasía medieval: justas, competiciones de tiro con arco, concursos de comida o bebida, buscar gemas en montones de estiércol... ¡las posibilidades son infinitas!

Comentarios

OtakuLogan ha dicho que…
Por partes: la estrategia comercial de D&D me parece lamentable, pero si vende... A mi me da igual, yo no compro ninguno de sus productos.

Sin embargo, limitar las tiradas de dados para hacer una partida más narrativa no me gusta. Los juegos de rol cuentan una historia pero también son un juego, y parte de la gracia es que no se trata de una novela donde los personajes tienen que llegar al final o morir por alguna causa. No, das a los jugadores la absoluta libertad y eso implica que tu personaje con habilidad 80% tenga 1 entre 5 oportunidades de fallar en algo rutinario (aunque si es rutinario los sistemas ya suelen darte un bono por ser una acción fácil, así que en esos casos si que me parece bien no tirar). Y esa es la gracia de los juegos de rol, que el azar te soluciona o te mete en problemas.
Transmetropolitan ha dicho que…
Bueno, esto va con los estilos de la mesa de juego en particular. Para mí la gracia del juego de rol no es principalmente contar una historia de manera colaborativa. Me gusta tirar dados, no nos confundamos, pero no que sustituya la interpretación.

Aunque depende del humor del que esté, en general no me gusta que durante una partida de Vampiro el Toreador de turno entre en una discoteca y diga "qué tengo que tirar para cazar alguna chati?"; no, no, interprétalo. Ahora bien, si esa escena no es relevante para la historia, como tiene Carisma y Apariencia 4 y Presencia 2... tirar por tirar dados cuando no aporta nada, tampoco.
Sendel ha dicho que…
Sin duda gran articulo Trans. Enhorabuena.

Yo soy de los que no prefiere meterse demasiado con ninguna estrategia comercial, pues al fin y al cabo son estrategias, nadie te obliga a asumirlas.

Referente a tirar dados, muchas veces sobretodo cuando empiezas con gente nueva, es inevitable pues dejarme que os deje esta pregunta y la pensemos bien antes de responderla...

Si quitamos el azar, las mécanicas sea del tipo que sean, seguirían siendo "Juegos"? O habría que cambiarles el nombre?
Transmetropolitan ha dicho que…
No es necesario eliminar totalmente el azar, de hecho en ocasiones creo situaciones en las que se hacen un montón de tiradas (¿Qué PJ se resiste a una competición de beber cerveza?), pero no hace falta estar encadenado a los dados y tirar para cualquier cosa.

La clave, como siempre, está en la moderación, no obstante yo casi tiro más hacia un juego más narrativo que azaroso.

Y respecto a lo de si no hay azar no hay juego... ¿Y qué clase de juego raruno es este en el que no hay ganadores y perdedores? Admitámoslo: los juegos de rol son juegos un tanto especiales.

Entradas populares de este blog

D&D 5ª, Eirendor y Voldor

Hace 3 años Wizards of the Coast anunciaba que no licenciaría D&D 5ª para que fuese traducida. Esta semana, una vez exprimido el nicho de los compradores internacionales que pasaron por el aro y compraron en inglés, toca anunciar la publicación de los manuales del juego de rol más famoso en otros ocho idiomas entre los que se incluye el cervantino.

En lo que nos respecta a los castellanoparlantes, SDR mediante, dos grupos españoles ya se habían puesto manos a la obra. Uno es el grupo creativo Telar de Leyendas, detrás de Eirendor: El Albor de la Quinta Edad y el otro es la editorial Nosolorol Ediciones, que trabaja junto con La Marca del Este para sacar su propia versión que todo el mundo conoce por el nombre del mundo: Voldor.
D&D 5ª

Por lo que nos han contado hasta ahora el proceso de traducción correrá a cargo principalmente de GaleForce Nine en comandita con empresas locales para cada idioma. En el caso del español, la empresa local colaboradora será Edge.

Los rumores apun…

El arte de Karenn Jerzyk

Karen Jerzyk es una fotógrafa autodidacta que nos cuenta en su web que empezó fotografiando bandas, como quien no quiere la cosa, después de que le regalasen una cámara digital. Después se dedicó a los retratos y a los modelos, para terminar en lo que más le pitufa hoy, que es restaurar edificios abandonados cuanto más viejunos mejor, donde situar a los modelos y crear pequeñas historias de una única escena.

Entre otras redes sociales tiene un Patreon, así que cualquiera puede apoyarla económica desde 1€ + iva al mes, que en estadios de fútbol es más o menos un café.







Ex Libris de muerte

Un Ex Libris es un sello que se pone en la parte interior de la tapa de los libros y que viene a significar "de entre los libros de". Es una forma antiguo de decir "este libro pertenece a".

Se dice se comenta que el primero en tierras hispanas fue el de la biblioteca de Fruela I (el hijo de Alonso I, este que era yerno de Pelayo por casamiento con Ermesinda... para que os ubiquéis), pero el primero del planeta parece venir de Egipto, como casi todo.


Los Ex Libris de marras, además del nombre del coleccionista, suelen tener escudos heráldicos, imágenes alegóricas o símbolos relacionados con cosas de los libreros, todo muy medieval o gótico (recordemos que lo gótico es la revisión romántica de lo medieval).

En general tienen una larga tradición de molar y no podría ser de otra manera porque la unión de los conceptos "imagen alegórica" y "medieval" suelen implicar tanto el fornicio como la muerte. En el capítulo de hoy de "Diversión con Ex Li…

Reformar la Ley Mordaza para prohibir ciertos memes

Parece ser que los liberales conservadores no están muy conformes con eso de la libertad de expresión y pretenden darle una vuelta de tuerca a la Ley Mordaza, esa ley que según el New York Times (más aquí y aquí) recuerda a los tiempos de Franco y que deja en pecata minuta la Ley Sinde-Wert.

Según explica Público:

"El PP se dispone a avanzar con su 'Ley Mordaza'.  El Grupo Popular ha presentado en el Congreso una proposición no de ley que pretende delimitar el contenido de la Ley para adaptarlo a las redes sociales, con el objetivo, según dicen, de reforzar la protección de los derechos de la personalidad.

El PP justifica su propuesta por la "insólita" difusión de información en Internet y la vulneración del derecho al honor, y pone como ejemplo la difusión de fotos en las redes sociales sin consentimiento de sus titulares.

De esta manera, los montajes fotográficos y satíricos -conocidos como 'memes'- que proliferan en las redes se verían afectados …

Tres siluetas esculpidas con nieve electrónica

Estamos aquí sentados los tres, tres siluetas esculpidas con nieve electrónica en la tormenta diferencial, y usted habla como en un drama histórico de tercera. Tiene usted una visión limitada, teniente. Realmente una visión limitada. ¿Quién dijo que el carbono alterado nos liberaría de las celdas de nuestro cuerpo? ¿Quién vaticinó que los humanos se convertirían en ángeles?

Carbono alterado. Richard Morgan.