22 de enero de 2011

Películas Cyberpunk: Barb Wire

Iniciamos hoy sábado (a las 13.00 horas... que no se note que es un post programado...) una serie de posts sobre películas cyberpunk, tomando cyberpunk como el género de ciencia ficción ambientado en  un futuro cercano, sombrío y distópico. Rodadas en los años 80 o principios de los 90, con efectos especiales y guiones reguleros, muchas de las pelis son de calidad discutible.

Empezaremos con esta magna obra  que es Barb Wire, un remake futurista de Casablanca protagonizada por Pamela Anderson. La película es muy mala por varios motivos, pero me hace gracia la saña con la que la gente se mete con la película en base a las habilidades artísticas de la protagonista... pero es que vamos a ver, quejarse de la actuación de esta mujer es como quejarse del mal guión de una peli porno: no es algo con lo que ponerse excesivamente puntilloso. No es que no importe, es que no creo que nadie considere seriamente que la actuación sea algo prioritario en este caso concreto.

Ahora entrando más en materia, la película está basada vagamente en el cómic homónimo de corta duración. 2017, durante la Segunda Guerra Civil Americana, Steel Harbor permanece como la única ciudad libre (lo de libre es un decir) en EE:UU. En este terruño de libertad nos encontramos a la buena de Barb, hablando en off y regentando una especie de discoteca, el Hammerhead, que parece ser que (a pesar de estar siempre petado) no da mucha pasta, así que toca ponerse el corpiño de cuero y trabajar de cazarecompensas (disfrazándose de striper y prostituta, faltaría más).

Planteado el escenario en el que se desarrolla la acción, el argumento es el mismo que el de Casablanca: una pareja de refugiados políticos intentan conseguir un salvoconducto en Steel Harbor para llegar a Canadá y necesitan la ayuda de Barb, habiendo esta estado liada con uno de los refugiados. Y esto es lo más chungo porque resulta que ya sabes exactamente qué va a pasar durante toda la película. Además, hay una serie de notables diferencias entre una y otra película, siendo la más importante creo yo que Pamela Anderson no es Humphrey Bogart.

¿Valoración de la película? Bueno, como película en sí es mala y como producto de consumo rápido resulta hasta un poco aburrida. Pero el mundo peligroso de ahí fuera con coches blindados a lo Mad Max, todas esas armas automáticas y la ambientación de un futuro más tecnológico, industrial y oscuro (esa obsesión de los malos malosos por el control, los scaners de retina, las torturas con chismes electrónicos)... estará poco conseguido, pero ahí está. Es "el encanto de lo cutre". Sale Udo Kier, es mala, lo sabemos. ¡Y nos gusta! Así somos los frikis.
Publicar un comentario
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...