28 de abril de 2011

Más juegos que tiempo

Estos días de vacaciones quería jugar varias partidas, pero al final se quedó en una única sesión tipo one-shoot de La llamada de Cthulhu. Hacía mucho tiempo que no jugaba al lovecraftiano juego y joder, qué gustazo. Al margen de lo divertido que fue, uno se tiene que dar cuenta de que jugar a rol consume un tiempo que cada vez nos es más escaso. Por uno u otros motivos, en mi grupo habitual de juego no solemos poder hacer más de 2 sesiones semanales. ¡Y somos 3 directores de juego con nuestras respectivas campañas!

Según mi google reader, estoy suscrito a cerca de 250 blogs, de los que más de la mitad seguramente hablan de rol (a los que hay que añadir los que puedan publicar en Red de Rol y que no tenga yo agregados de otra manera). Además me paso con cierta frecuencia por SPQRol.com. Como resultado de todo el tiempo dedicado a leer tanto sobre rol, uno se da cuenta del enorme número de juegos de rol, ambientaciones y sistemas de juego. Y claro, a veces quieres probar alguno nuevo, pero como la aplastante lógica dice que 2 es menor que 3, nunca hay suficiente tiempo para jugar a todo lo que queremos.

Y es que estamos en una época en la que gracias a internet y a algunas otras cosas, salen juegos de todas partes, todo el mundo desarrolla su propio sistema y se hacen retroclones a puñaos. Y además mucho de todo esto es gratis (me viene a la mente un artículo de un tipo que no ha cosechado muchas simpatías en la blogrolesfera hispana en el que se habla de pasada de esto mismo). ¡Pero lo que no tenemos es suficiente tiempo!

Total, que de un tiempo a esta parte, cada vez que escribo el guión para una partida, la hago sin pensar el sistema de juego o la ambientación específica (a veces es simplemente un aventura de corte cyberpunk, de horror contemporáneo o de tipo ancient). El último conato de partida improvisada fuera de campaña se saldó con una sesión de Stormbringer jugando un módulo para La llamada de Cthulhu, aunque he de reconocer que el principal problema fue perder mucho tiempo haciendo Personajes Jugadores. Y es que al final vale más la pena invertir el tiempo en jugar que mirando a qué jugar.

3 comentarios:

  1. yo ando en las mismas...
    con muchos mas juegos que tiempo.
    el caso es que luego me harían falta partidas y juegos de una sesión para jugar con gente menos habitual y que no haga falta preparar de antemano...

    en fin..un sin vivir..

    saludos

    ResponderEliminar
  2. Esa sería la única y verdadera manera de sacar al rol de la caverna como comentaban varios blogs roleros yo creo que sería que ser director de juego fuese un trabajo y así podríamos tener tiempo, así que hay que crear ludotecas para jóvenes y no sólo jornadas y eventos gratuitos como hace unos años hacemos. Recuerdo que antiguamente se pagaba entrada en la mayoría o en todas las jornadas, pero ahora como el rol estaba mal ya no se cobra y si alguien nos pide si podemos ir a algún sitio a hacer una partida la hacemos gratis excepto si la organiza la Fundación Marianao y VPK, eso estaría bien, si alguien se dedicara a ofrecer este servicio a ayuntamientos y centros de jóvenes como cuando se busca a un informático para dar clases sobre Redes sociales (¿para eso se paga o se cobra?) Pues para el rol también, así se dignificaría nuestra afición!!

    ResponderEliminar
  3. Eso de cobrar estaría bien, pero la verdad es que me suena más a utopía que a otra cosa. Yo casi me conformo con que me den la comida cuando participo en un evento... xD

    De todos modos, lo cobrar entrada puede ser peliagudo. Es como en los torneos de Warhammer, como cobres entradas y no te pulas la pasta en los premios la gente se puede mosquear.

    Mmmm... ahora me surge la idea si la gente pagaría por jugar a rol...

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...