2 de mayo de 2011

A vueltas con el 29 Saló del Cómic de Barcelona

Como en los dos últimos años, este pude asistir al 29 Saló del Cómic de Barcelona. Básicamente estuve todo el sábado por la tarde y no se si será la crisis o en Barça-Madrid, pero había bastante menos gente que el año pasado. Muchos aficionados dicen que cada año va a peor, pero igual es que yo no lo conocí en sus buenos tiempos... Otra teoría es que este año adelantaron un mes el evento y eso cogió a demasiada gente por sorpresa. Por lo menos, como no había mucha gente, se caminaba bien y no había que pelearse por el espacio vital en los stands de cómics vetustos (mis favoritos de lejos). Desgraciadamente este año no disponía de una de esas fantásticas pulseritas que te permite saltarte la cola de entrada bajo el abrasador sol barcelonés... pero la solución fue acudir a eso de las 3 de la tarde, cuando la gente estaba dándole al diente en los centros comerciales.

Por otro lado, como el último evento al que había asistido comiquero fue el Salón del Manga (el de Barcelona también), la proporción gente_normal vs cosplayer_malos era muy inferior a la que me esperaba, por lo que fue una agradable sorpresa. Hay quien dice que esto de la gente disfrazada da ambiente... y puede ser cierto, pero es que hay que entender que un elevado número de cosplayer dan bastante vergüenza ajena. Al menos a mí.

Aunque la situación no está para grandes dispensios, pude hacerme con algunas cosas interesantes, visitar calmadamente 3 exposiciones, dejarme engatusar por algunos fancineros y conseguir unas cuantas firmas. Por un lado están las cosas compradas. Me estoy dando cuenta que siempre termino metiéndome de cabeza en el stand de un tipo que se parece a Geoffrey Rush (Barbosa en Piratas del Caribe por mencionar una peli afín al mundo friki). Este año cayeron los 11 King-Size Annual Extra Conan publicados en España en 1997, el Conan Poster-Book (que un servidor había comprado y posteriormente perdido en los tiempos de las pesetas), el número 1 de Liberty Project (que ya tenía, pero aprovechando que esta el guionista firmando...) y una cosa fabulosa llamada The Wizard's Tale (del que sólo encontré 2 de 3 números... sgrunt!). Luego, en los establecimientos pertinentes me hice con Astro City (a ver si me reconcilio con el género superheróico dejando a un lado los Marvels y los DCs), El Joven Lovecraft nº3, Crónicas PSN nº4 y un par de números del defensor de Logroño City: Pafman. Ahora toca racionar poco a poco el botín para disfrutarlo durante varios meses... así evito tener remordimientos. Además, me digo a mí mismo, es una vez al año. A destacar el percheroman (digno monumento a los novios del mundo) del Crónicas PSN y los bichos (un Byakhee y un chucho de Tíndalos) para mis Lovecrafts.

En el apartado de las exposiciones pude alucinar con los originales de Tarzán y las obras "inspiradas" en el hombre-mono. Hay que joderse, como entintaban... ¡y a pincel! Me pareció muy interesante la que había sobre el 30 aniversario del fallido golpe de estado del 23F, basada en la visión de El Jueves, El víbora y El Magazine (revista de El Mundo). Finalmente le dediqué los últimos minutos del sábado a la exposición sobre zombies, el tema estrella de la temporada. Hay cosas bastante curiosas, pero las fotos hechas con el móvil son demasiado malas para ponerlas aquí...

Resumiendo, a mí me resultó bastante provechoso. Me hice con unos cuantos Conan de escasa disponibilidad, disfruté de varias exposiciones y no tuve que soportar colas ni hordas de frikis invadiendo mi espacio vital mientras curioseaba por los stands.
Publicar un comentario
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...