20 de agosto de 2011

Reseña de Conan el bárbaro (1 de 2)

Hace algunas horas que he llegado del cine y he puedo decir que estoy más que satisfecho con la película. Muy posiblemente no pasará a los anales de la historia del cine, pero desde luego es una gran película de acción y espada y brujería que cumple ampliamente su propósito y refleja dignamente las aventuras de nuestro cimmerio favorito. Desde mi punto de vista, claro está.


Conan busca vengarse de los guerreros que destruyeron su pueblo natal. A grandes rasgos, es básicamente lo mismo que sucedía en la película de 1981, pero a diferencia de aquella, en esta lo que vemos es cómo Conan, después de años de aventuras y desventuras, da por casualidad con la pista que le lleva a la consumación de su venganza.

Tras un prólogo introductorio, la película arranca con el nacimiento de Conan y algunas escenas de su infancia para después dejar paso a sus aventuras de adulto, que le llevan por medio mundo hibóreo (de Cimmeria a Hyrkania), espada en mano. Hay que decir que de principio a fin la película es pura acción y violencia, mandobles a diestro y siniestro, borbotones de sangre y huesos rotos. Habrá quien critique la película por esto mismo, pero por Crom, que se lean algún cómic de Conan antes de hablar.

Respecto al reparto, a mí me gustaron bastante los actores y sus actuaciones con algunas excepciones: la sobreactuación en las primeras escenas donde aparecen los piratas por una parte y la "intensidad" de la bruja por otra, que no me termina de pegar. En lo que respecta a Momoa, lo hace razonablemente bien teniendo en cuenta que los registros de Conan pueden resumirse en tres: sombrío y ausente, borracho o bárbaro sanguinario en el fragor de la batalla. También hay que tener en cuenta que el físico de Momoa hace que este nuevo Conan hace que se parezca más al modelo de la escuela estilizada de Barry Winsord Smith que a la masiva y musculada de Buscema.

Las localizaciones representadas son otro punto a tener en cuenta, ya que nos acerca al mundo que describió Howard. Los escenarios están conseguidos y está bien que hablen de tal o cual sitio (aunque inexplicablemente le cambian el nombre a la ciudad de los ladrones...), aunque lo cierto es que es un poco difícil de seguir el recorrido en el mapa. En parte porque no dan muchos datos concretos y en parte porque puede que se hayan inventado fortalezas y otras localizaciones para no interferir con el trasfondo del mundo. Así de memoria, que yo recuerde hablan de Cimmeria, Zingara, Ophir, Zamora e Hyrkania. Sea como sea, estoy deseando que saquen ya el DVD para ver si trae más información sobre este tipo de cosas.

Con el vestuario y caracterización de los personajes pasa algo parecido. En muchas ocasiones no está muy claro de donde vienen. Por ejemplo, hay unos tipos que parecen de Darfar, pero que son blancos como hyperbóreos.

La banda sonora es correcta pero -tengo que escucharla con más atención- no creo que pase a formar parte de las grandes bandas sonoras del cine como pasa con la obra de Poledouris.

Finalmente está el tema de la narración de la historia. Como he dicho más arriba, la historia está llena de acción, hay escenas de acción por todas partes durante las casi 2 horas que dura y muchas escenas empiezan o terminan brúscamente. Una escena puede terminar con Conan desarmado subiendo a un barco y la siguiente empezar con el cimmerio embutido en una armadura atravesando un paso de montaña. Evidentemente esto puede ser un problema que hace que mucha gente se pierda y es un fallo de cara al público profano... pero es que en los cómics es tal cual. Esta película hay que verla como quien se lee un Superconan, donde tienes cerca de 150 páginas con 5 ó 6 historias que cubren un único arco argumental. O sea, que pasan muchísimas cosas y en ocasiones no está explicado que pasa durante las 2 semanas que lleva el viaje hasta tal sitio. Es importante tener esto en cuenta.

Y hasta aquí la mitad de la reseña. Próximamente continuaré con la comparación entre la película de 1982 y esta. Como conclusiones, Conan el bárbaro es una gran película de espada y brujería, aunque ya adelanto que al friki medio probablemente le gusta más la antigua.
Publicar un comentario
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...