5 de septiembre de 2011

Neal Stephenson - Snow Crash

¿Porqué va tan equipado el Repartidor? Porque la gente depende de él. Es un modelo que emular. Estamos en América; la gente hace lo que le da la gana, ¿algo que objetar? Porque tiene derecho. Y porque tiene armas y no hay quien coño pueda pararla. El resultado es que este país tiene una de las peores economías del mundo. En resumen, y estamos hablando de la balanza comercial, ahora que ya hemos dejado escapar nuestra tecnología a otros países (...) ahora que la Mano Invisible ha cogido todas las desigualdades históricas y las ha untado en el globo formando una gruesa capa de lo que un albañil paquistaní consideraría prosperidad... ¿Sabes qué? Que sólo hay cuatro cosas que hagamos mejor que nadie: música, películas, microcódigo (programas) y repartir pizzas a toda hostia.
El gran best-seller cyberpunk de los  noventa, reza la contraportada. De puta madre, llego tarde como siempre.

Snow Crash, de Neal Stephenson, es una gran novela de género cyberpunk que podría rivalizar con el Neuromante. En ella, Hiro Protagonist (repartidor de pizzas y promotor de conciertos) y T. A. (korreo de RadiKS) tienen que enfrentarse a un virus que se extiende por el Metaverso.

La novela tiene partes realmente interesantes, como la descripción de lo que una vez fue Estados Unidos: un conglomerado de autopistas, autovías, anuncios gigantescos de neón, franquicias, barclaves y fransulados, mitad estado y mitad corporación. Y luego, aquí y allá, están los edificios de los Feds, que es  lo que queda del gobierno federal.

Pero claro, eso es en la Realidad, por otro lado tenemos el Metaverso, la versión del futuro de internet pasado por el filtro de la realidad virtual. Perfectamente descrita, lo que más me gusta es el realismo que hay en esta creación y que se ve cuando explica lo que se puede hacer y lo que no y porqué. Porqué los avatares se comportan de una u otra forma, porqué hay motos que alcanzan velocidades de 80.000 km/h o qué son los demonios del sistema. Y todo ello está explicado desde un punto de vista teóricamente correcto. Es lo que tiene que el escritor sea programador también. Es más, hay muchos puntos donde se nota este detalle y es algo que a mí, como programador, me ha entusiasmado.

Y ojo al parche, la wikipedia me informa que el concepto de avatar hoy tan popularizado en internet sale de esta novela y más aún, que está en el top 100 de la revista Times de libros en inglés.

En fin, una gran historia en la que convergen conciertos clandestinos, duelos a espada, patinadores, la Mafia, el misticismo abrahámico, la mitología sumeria... y hackers, por supuesto. Me ha gustado tanto que tras un fuerte debate interno entre empezar el Criptonomicón o La era del diamente: manual para jovencitas, me he quedado con la segunda opción, una novela a medias entre el cyberpunk y el steampunk.
Publicar un comentario
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...