22 de agosto de 2012

Las manos biónicas del pescador chino

Leo en lainformación.com (vía barrapunto.com) sobre un pescador chino que tras perder las manos en un accidente de pesca (pesca con explosivos más concretamente), se ha fabricado él mismo un par de manos mecánicas que le hacen el apaño.

El caso es que no se trata de un implante cibernético, ni una sofisticada aproximación a la tecnología de las novelas de ciencia ficción como son los ojos que están saliendo al mercado últimamente, sino una manera ingeniosa de ahorrarse el coste de la prótesis que le habrían puesto en el hospital. Están hechas a base de acero y chatarra y se manejan con los movimientos de lo que le queda de brazo y codo, pero es mejor que nada, claro.

Por cierto, dentro de un mundo steampunk de corte realista, así es como serían los brazos mecánicos: construcciones de acero y cuero que se activarían con movimientos de los músculos colindantes al artefacto. Y teniendo en cuenta que el buen pescador se queja del peso y la demasiada conductividad térmica del acero, hago una rápida visita a esa fuente inagotable de sapiencia que es la wikipedia y confirmo que el bronce (típico metal steampunk) es más pesado y tiene mayor conductividad del calor que el acero.

Es poco glamuroso, sí, pero el steampunk no tiene porqué ser siempre algo bonito, pulido y broncíneo que brille bajo la rutilante luz de las lámparas de gas.

1 de agosto de 2012

Suidobashi Juukou presenta el mecha Kuratas KR-01

Leo en Xakata que una empresa llamada Suidobashi Heavy Industry presenta su Mecha (en teoría se dice "meca", pero todos decimos "mecha") Kuratas KR-01. El traje robótico mide de 4 metros de altura, pesa 4000 kilos y está disponible, entre otros colores, en negro y en rosa. El perfecto mecha para uso civil. ¡Póntelo y sal a la calle a jugar!

Tienes dos modos de pilotarlo: desde dentro del cacharro (a lo Ripley) y desde tu smartphone, de manera remota. El mecha incorpora además dos ametralladoras gatling -de airsoft- con un curioso sistema de disparo: donde pones la sonrisa pones hasta 6000 bolitas de pvc por minuto.

La mala noticia es que se desplaza mediante ruedas en vez de las versátiles piernas y su velocidad es de 10 km/h. También es bastante feo, aunque supongo que eso es algo fácil de solucionar en ulteriores modelos. Por otro lado, tampoco vuela, lo que no deja de ser otro handicap.


A la venta por sólo 1.250.000 mortadelos. ¡De aquí a los Tachikomas de Ghost in the Shell ya no queda nada!
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...