31 de octubre de 2012

Oneshots y el terror gótico (especial Halloween)

Hoy, día 31 de octubre, es un día tan bueno como cualquier otro para echar una partida de rol de esas llamadas oneshots. Es más, es una ocasión fantástica para enganchar tanto a curiosos como roleros retirados con una actividad tan hogareña y diferente como es jugar a rol. Más aún, la temática de la noche es de lo mejor para un oneshot "especial Halloween". Y si los Simpson lo hacen, ¿porqué no nosotros?

Y no creo que haya más auténtico para un "especial Halloween" que volver a los orígenes literarios del terror: la novela gótica. El terror gótico fue un género literario, más bien tirando a mediocre pero con un éxito apabullante, que surge a finales del S. XVIII y se extiende durante el S. XIX y que abona el terreno para la siguiente ola de literatura terrorífica: los monstruos del romanticismo (Drácula, el monstruo de Frankenstein y demás ralea).

El impacto de la imageniería de la novela gótica es tal que su estética forma una buena parte del ideario popular de lo que son las historias de miedo. No hay más que ver los artículos de miedo para niños, sobre todo en Halloween. Por otro lado, sin ser los monstruos victorianos ya góticos, los escenarios en los que se mueven y las atmósferas que los envuelven sí que lo son. Más aún, películas que aúnan el terror y la comedia (El jovencito Frankenstein o La familia Addams) no dejan de ser un compendio, paródico a veces, de estereotipos góticos.

Una buena novela gótica incluye una serie de estereotipos y cliches que se repiten punto por punto casi siempre. De hecho, la receta literaria gótica fue, dejando al margen textos sagrados, el primer generador de best-sellers de la historia. Algunos de ellos, los que se refieren al dramatismo de los protagonistas, a veces son difíciles de llevar a la mesa de juego, pero casi todos son extremadamente fáciles.

Estereotipos de la Novela Gótica
  • El escenario suele ser un castillo o un monasterio. A veces encantados, a veces sólo abandonados, pero la idea es una antigua construcción apartada de la civilización.
  • Siempre hay un ambiente de misterio y suspense.
  • Siempre hay maldiciones que recaen sobre los lugares o los desgraciados protagonistas.
  • Suceden eventos para los que no hay explicación razonable, abriendo la puerta a pensar en lo sobrenatural.
  • Los personajes son dramáticos y emocionalmente extremos.
  • Los nombres rimbombantes y ridículos son habituales.
  • Siempre hay un personaje femenino frágil e inocente.
  • Siempre hay un personaje masculino patriarcal y tiránico.
  • La primera se ve forzada a cumplir alguna terrible imposición por parte del segundo. 
  • La respuesta emocional de los protagonistas afecta a cómo ven su entorno.
  • Erotismo contenido.
Como decía antes, el dramático impacto de la relación entre la doncella y el tirano no es fácilmente adaptable a una partida de rol, pero todo lo demás, como se puede ver, sí. El último punto de todos puede ser especialmente divertido de jugar, sobre todo si hay pocos jugadores en la mesa.

También es cierto que los autores se regodean en situaciones macabras y tabúes sociales que hoy no podemos sino juzgar como inocentes, pero hay que saber verlo con los ojos de aquella época. Yo recomendaría dejar estas situaciones tal cual y vivírlas con el sentir de hace siglo y medio. De hecho, actualizarlas en demasía puede suponer dar el salto del terror gótico al psicológico y trascender incluso a Edgar Allan Poe, quien creo que debería ser el límite literario de lo mínimamente gótico.

Adicionalmente, y dado que escribir rol no es lo mismo que escribir literatura, hay algunas cosas que, creo, deberían tenerse en cuenta.

Premisas para un oneshot de terror gótico
  • No hace falta ser original: el terror gótico es sensacionalista, morboso y hasta cierto punto inocente. Ahí es donde reside su encanto.
  • Haz que cada personaje sea una de las claves de la historia. En el entorno cerrado de un oneshot puedes permitirte que uno de los PJs sea el dueño del castillo, otro el mayordomo y otro el invitado.
  • Haz que cada personaje jugador resulte intrigante a los ojos del resto. Dales motivaciones secretas a cada uno de ellos y déjales sospechar.
  • Pide tiradas "falsas" de vez en cuando de determinadas habilidades (Escuchar, Psicología, Averiguar intenciones, Intuición, etc).
  • Haz tiradas tras la pantalla y ríete malévolamente.
Finalmente, algunas sugerencias en las que inspirarse:

Películas
  • La familia Addams
  • Sleepy Hollow
  • Diferentes versiones de Drácula y Frankenstein
  • El baile de los vampiros
  • El jovencito Frankenstein
Libros
  • Melmoth el errabundo
  • El Castillo de Otranto
  • Los misterios de Udolfo
  • El monje
  • Manuscrito hallado en Zaragoza
  • Drácula
  • Frankenstein
  • Carmilla
Publicar un comentario
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...