Ir al contenido principal

Secta de sangre

El pasado fin de semana estuve viendo las trilogías de Blade y Underworld y recordando los viejos tiempos, cuando mi mundo rolero se centraba en largas crónicas de Vampiro la Mascarada y Vampiro el Réquiem. Y todo motivado por esta entrada en Las cosas de Crom.

El caso es que esas dos trilogías resumen muy bien como terminaban la mayoría de las crónicas que se jugaban, no sólo en mi mesa, sino en la mayoría de las mesas de juego a juzgar por lo que contaban jugadores y directores de juego en reuniones casuales en tiendas y foros de internet.

Pero hay otra trilogía. Una trilogía que refleja un poco más el ambiente de las partidas que a mí me gustaba jugar. Bueno, en realidad no son 3 películas, sino una serie de 8 capítulos de 1996, pero en España se vendió como 3 pelis separando arcos argumentales. Es más, era la serie oficial del juego de rol.


Kindred: the embraced (Secta de Sangre en España) tenía sus cosas buenas y sus cosas malas. Puede que para la mayoría de los aficionados pesasen más las segundas y hay quien la describió como "Melrose Place con vampiros", pero no hay que olvidar que lo que la mayoría de los jugadores quería de Vampiro era en realidad seguir jugando a su munchking particular en una época en la que lo gótico se ponía de moda.

Y es que además tenía cosas malas a patadas: modificaba clanes e ignoraba a otros, tenía bastantes ñoñerías e incluso salían las ilustraciones del juego de rol. Los efectos especiales también dejaban que desear y había demasiadas escenas a la luz del día que el espectador tenía que imaginar que no eran tan de día.

En lo referente a los clanes, los Brujah se ven convertidos en un clan de vampiros mafiosos, los Tremere brillan por su casi total ausencia (y no son los habituales vampiros taimados y tracioneros que no merecen la no-muerte) y los Gangrel parecen domesticados por un Príncipe Ventrue... Y esto en un legendarium donde los jugadores se sentían tan identificados con sus clanes era sembrar para recoger críticas hasta el infinito y más allá.

No obstante, desde mi punto de vista la esencia de los clanes de Vampiro ahí estaba: familias de vampiros que se aliaban, traicionaban e intrigaban unas con otras. Que los Brujah llevaran traje o los Nosferatu sólo tuvieran las orejas raras y la cabeza rasurada era algo accesorio.

Pero a pesar de las cosas que comento, para mí la serie también tenía sus cosas buenas. No sólo se centraba en unos pocos personajes que me recordaba el setting de la gloriosa Segunda Edición: Gary y trataban de dejar claro cuando un vampiro usaba alguno de sus múltiples disciplinas (no todo es dar saltos imposibles y conferir la habilidad de volar al tocar a los enemigos con el puño... aquí hay que se dedica únicamente a usar Dominación, Presencia u Ofuscación)... sino que el centro de todo era un humano. Un simple y mortal policía que desbarajusta toda la ciudad. Bueno, no es tan extremo como eso, pero sí que tiene un gran impacto en los vampiros más importantes del lugar. Y eso a mí me parecía una genialidad.

Y es que en un mundo dominado por ejércitos de vampiros uniformados con látex, cuero y hebillas molonas, armados con katanas y subfusiles MP-5, donde los humanos sólo son Recipientes con los que recuperar Vitae y los Ghoules son mitad autistas, mitad esclavos sadomasoquistas... Hacer que un simple mortal (sin que sea Mago, ni Inquisidor, ni tenga Fe Verdadera ni nada así) sea algo importante recupera un poco el concepto de juego de "horror personal" en el que los jugadores "monstruos son para en monstruos no convertirse".


Y eso era Secta de Sangre, una serie televisiva de 1996 que fue la única oficial de Vampiro: la Mascarada y de la que se pueden encontrar algunos capítulos o trozos de ellos en Youtube. Por cierto, según he leído por ahí, la serie no tuvo mala acogida y pensaban hacer una segunda temporada, pero el actor que hacía de Príncipe se mató en un accidente y decidieron cancelarla.
Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

D&D 5ª, Eirendor y Voldor

Hace 3 años Wizards of the Coast anunciaba que no licenciaría D&D 5ª para que fuese traducida. Esta semana, una vez exprimido el nicho de los compradores internacionales que pasaron por el aro y compraron en inglés, toca anunciar la publicación de los manuales del juego de rol más famoso en otros ocho idiomas entre los que se incluye el cervantino.

En lo que nos respecta a los castellanoparlantes, SDR mediante, dos grupos españoles ya se habían puesto manos a la obra. Uno es el grupo creativo Telar de Leyendas, detrás de Eirendor: El Albor de la Quinta Edad y el otro es la editorial Nosolorol Ediciones, que trabaja junto con La Marca del Este para sacar su propia versión que todo el mundo conoce por el nombre del mundo: Voldor.
D&D 5ª

Por lo que nos han contado hasta ahora el proceso de traducción correrá a cargo principalmente de GaleForce Nine en comandita con empresas locales para cada idioma. En el caso del español, la empresa local colaboradora será Edge.

Los rumores apun…

Algunos crowdfundings de Arte, Rol y Música

Estoy de domingo escribiendo la carta a los Reyes Magos por aquello del Black Friday y esas cosas y me encuentro con esta maravilla: The Future is Now - Volume Two, un libro de arte de Josan González, uno de los artistas que presentaba su obra en el Art Futura 2016. Por una parte, y para variar, llego tarde, en este caso al crowdfuning. Por otra me he puesto a revisar algunas de las propuestas que tengo más a golpe de ratón, y hay cosas interesantes. Y eso que a mí todo esto de los mecenazgos de esta índole me genera ciertos sentimientos encontrados.


Hexplora, una guía para hacer sandbox, con texto de Jordi Morera (Tras la Última Frontera) y dibujinos de Carlos de la Cruz (La Frikoteca) y el apoyo del sello editorial 77Mundos. La guía en sí está colgada en el blog del autor e incluso puedes descargártela más o menos entera desde aquí.

No sé a vosotros, pero a mí esto de poder catar el texto antes de croufundearlo me mola mucho. Suele ser una de esas cosas que me hacen decantarme por pa…

Unspeakable: Sigil & Sign

Mark Rein-Hagen, uno de los genios tras la creación de Ars Magica, Vampiro la Mascarada, Mago la Ascensión y Wraith el Olvido entre otros y Changeling: el ensueño (gracias a +Dan Alfaro "Luthbel" por el comentario), está colaborando con Cubicle 7, los de El Anillo Único, para sacar un juego de rol inspirado en el horror cósmico de autores como H. P. Lovecraft y August Derleth.

La gracia de este juego es que los jugadores serán cultistas en un mundo que ellos juzgan hostil, una idea que ya explotaron Nosolorol Ediciones en Cultos Innombrables. ¿Será una nueva versión de aquel "monstruo soy para en monstruo no convertirme" que tanto resonó en los buenos tiempos de Vampiro (o sea, antes de la 3ª)?

El juego se lanzará por crowdfunding en Kickstarter en abril, o sea, ya. También se sabe que usará el Axion System como sistema, que parece estar basado en el uso de cartas.

Ex Libris de muerte

Un Ex Libris es un sello que se pone en la parte interior de la tapa de los libros y que viene a significar "de entre los libros de". Es una forma antiguo de decir "este libro pertenece a".

Se dice se comenta que el primero en tierras hispanas fue el de la biblioteca de Fruela I (el hijo de Alonso I, este que era yerno de Pelayo por casamiento con Ermesinda... para que os ubiquéis), pero el primero del planeta parece venir de Egipto, como casi todo.


Los Ex Libris de marras, además del nombre del coleccionista, suelen tener escudos heráldicos, imágenes alegóricas o símbolos relacionados con cosas de los libreros, todo muy medieval o gótico (recordemos que lo gótico es la revisión romántica de lo medieval).

En general tienen una larga tradición de molar y no podría ser de otra manera porque la unión de los conceptos "imagen alegórica" y "medieval" suelen implicar tanto el fornicio como la muerte. En el capítulo de hoy de "Diversión con Ex Li…

Bathory: Twilight of the Gods

Corría el '91, la gente andaba flipando con el grunge de Kurt Cobain y todavía no había pasado aquello de quemar iglesias por el norte de Europa (pero todo se andaría)... Quorthon, el mesías del Viking Metal, se la sacaba una vez más y nos invitaba a un viaje onírico y mágico, épico y seminal... un viaje conocido como "Twilight of the Gods" (El Ocaso de los Dioses). La portada, al estilo de Bathory, ya es una declaración de intenciones.

El título homónimo del disco, el Twilight of the Gods, arranca acústico y descarnado y va ganado densidad, peso, forma... hasta que se convierte en un viaje mágico e iniciático de 11 minutazos. "Through Blood by Thunder" profundiza en las líneas de la anterior y con su medio tiempo prepara el terreno para  "Blood and Iron", uno de los principales temazos del álbum. Punteo inicial preciosista seguido de una intensidad difícilmente transmitible. Y sin abusar del ruido clásico del metal extremo, ojo. Intensidad y pasión …