Ir al contenido principal

Secta de sangre

El pasado fin de semana estuve viendo las trilogías de Blade y Underworld y recordando los viejos tiempos, cuando mi mundo rolero se centraba en largas crónicas de Vampiro la Mascarada y Vampiro el Réquiem. Y todo motivado por esta entrada en Las cosas de Crom.

El caso es que esas dos trilogías resumen muy bien como terminaban la mayoría de las crónicas que se jugaban, no sólo en mi mesa, sino en la mayoría de las mesas de juego a juzgar por lo que contaban jugadores y directores de juego en reuniones casuales en tiendas y foros de internet.

Pero hay otra trilogía. Una trilogía que refleja un poco más el ambiente de las partidas que a mí me gustaba jugar. Bueno, en realidad no son 3 películas, sino una serie de 8 capítulos de 1996, pero en España se vendió como 3 pelis separando arcos argumentales. Es más, era la serie oficial del juego de rol.


Kindred: the embraced (Secta de Sangre en España) tenía sus cosas buenas y sus cosas malas. Puede que para la mayoría de los aficionados pesasen más las segundas y hay quien la describió como "Melrose Place con vampiros", pero no hay que olvidar que lo que la mayoría de los jugadores quería de Vampiro era en realidad seguir jugando a su munchking particular en una época en la que lo gótico se ponía de moda.

Y es que además tenía cosas malas a patadas: modificaba clanes e ignoraba a otros, tenía bastantes ñoñerías e incluso salían las ilustraciones del juego de rol. Los efectos especiales también dejaban que desear y había demasiadas escenas a la luz del día que el espectador tenía que imaginar que no eran tan de día.

En lo referente a los clanes, los Brujah se ven convertidos en un clan de vampiros mafiosos, los Tremere brillan por su casi total ausencia (y no son los habituales vampiros taimados y tracioneros que no merecen la no-muerte) y los Gangrel parecen domesticados por un Príncipe Ventrue... Y esto en un legendarium donde los jugadores se sentían tan identificados con sus clanes era sembrar para recoger críticas hasta el infinito y más allá.

No obstante, desde mi punto de vista la esencia de los clanes de Vampiro ahí estaba: familias de vampiros que se aliaban, traicionaban e intrigaban unas con otras. Que los Brujah llevaran traje o los Nosferatu sólo tuvieran las orejas raras y la cabeza rasurada era algo accesorio.

Pero a pesar de las cosas que comento, para mí la serie también tenía sus cosas buenas. No sólo se centraba en unos pocos personajes que me recordaba el setting de la gloriosa Segunda Edición: Gary y trataban de dejar claro cuando un vampiro usaba alguno de sus múltiples disciplinas (no todo es dar saltos imposibles y conferir la habilidad de volar al tocar a los enemigos con el puño... aquí hay que se dedica únicamente a usar Dominación, Presencia u Ofuscación)... sino que el centro de todo era un humano. Un simple y mortal policía que desbarajusta toda la ciudad. Bueno, no es tan extremo como eso, pero sí que tiene un gran impacto en los vampiros más importantes del lugar. Y eso a mí me parecía una genialidad.

Y es que en un mundo dominado por ejércitos de vampiros uniformados con látex, cuero y hebillas molonas, armados con katanas y subfusiles MP-5, donde los humanos sólo son Recipientes con los que recuperar Vitae y los Ghoules son mitad autistas, mitad esclavos sadomasoquistas... Hacer que un simple mortal (sin que sea Mago, ni Inquisidor, ni tenga Fe Verdadera ni nada así) sea algo importante recupera un poco el concepto de juego de "horror personal" en el que los jugadores "monstruos son para en monstruos no convertirse".


Y eso era Secta de Sangre, una serie televisiva de 1996 que fue la única oficial de Vampiro: la Mascarada y de la que se pueden encontrar algunos capítulos o trozos de ellos en Youtube. Por cierto, según he leído por ahí, la serie no tuvo mala acogida y pensaban hacer una segunda temporada, pero el actor que hacía de Príncipe se mató en un accidente y decidieron cancelarla.
Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

100 cosas que haría si yo fuera señor del mal

Como este es el post 100, rescato este clásico del humor friki: 100 cosas que haría si fuese señor del mal. No tiene despercidio alguno.
1. Mis Legiones del Terror tendrán cascos con visores de plexiglás transparente, no con visores que tapen la cara.

2. Mis conductos de ventilación serán demasiado pequeños para gatear por ellos.

3. Mi noble medio-hermano, cuyo trono usurpé, será asesinado, no encarcelado secretamente en una celda olvidada de mis calabozos.

4. Disparar no es demasiado bueno para mis enemigos.

5. El artefacto que es la fuente de mi poder no será guardado en la montaña de la desesperación mas allá del río de fuego guardado por los dragones de la eternidad. Estará en mi depósito de seguridad. Lo mismo es aplicable al objeto que es mi única debilidad.

6. Yo no me recrearé en el sufrimiento de mi enemigo antes de matarle.

7. Cuando haya capturado a mi adversario y él diga: "antes de matarme, ¿podrías decirme al menos qué es todo esto?", yo diré "NO&qu…

Gandalf era un guerrero con INT 18

El que sigue es un texto ya clásico del mundillo friki, como aquel de 100 cosas que haría si yo fuera señor del mal. No hace mucho lo volví a encontrar y tras sacarlo en un par de conversaciones estos días creo que lo voy a dejar por aquí.



Gandalf mintió, no era un mago, era claramente un guerrero de nivel alto que había puesto puntos en la habilidad “Usar Dispositivo Mágico” lo que le permitió empuñar un Bastón de Mago. Todos los hechizos mágicos que lanzó fueron de bajo nivel, fácilmente explicados por su Anillo de Magia y su Bastón de Mago. Para ser un mago de tan alto nivel, pasó mas tiempo peleando que lanzando hechizos. Se presentó a si mismo como un semidiós angelical, cuando solo era un guerrero con unas relaciones públicas muy cuidadosamente elaboradas.

Sus dotes de combate eran evidentes. Tenía Competencia con la espada larga, pero también se entrenó como guerrero con dos armas. Para tener ese nivel de habilidad para empuñar ambas armas, estamos hablando de una destreza de a…

Ver series y pelis viejunas

Pago Spotify para escuchar música, creo que es un servicio maravilloso y se lo recomiendo a todo el mundo.

También tengo Amazon (aunque de rebote, pago la cuenta por las ventajas al comprar) y la verdad es que ahora mismo para el público castellano parlante es tirando a malilla.

Mi principal proveedor de series de pago es Netflix, que si bien está muy bien, adolece de poco contenido. Es cierto que tiene bastante en lo que se refiere a series actuales (y propias), pero a veces te apetece ver pelis de los 70 u 80 o series B y resulta que no están en ningún puto sitio salvo en las webs piratas...


Así las cosas, mientras las webs de pago se ponen las pilas y no en el asunto del contenido viejuno, dejo aquí una recopilación de webs donde ver en streaming de series y pelis online. Estas webs suelen estar petadas de publicidad invasiva y potencialmente peligroso, así que al loro al entrar en ellas.
https://playmax.mxhttp://hdfull.tv/http://seriesdanko.com/http://gnula.nu/http://www.yaske.org/

Vampiro la Mascarada 5ª edición

La semana pasada hubo unos cuantos avances de cómo será la quinta edición de Vampiro la Mascarada. Hay un cierto avance de la metatrama y sobre todo cambios importantes de reglas como no los ha habido en ninguna otra edición. Efectivamente, los cambios en el sistema son mayores que los que hubo con el Crónica de Tinieblas y su versión para chupasangres: Vampiro el Réquiem.

Metatrama La nueva metatrama parte del obvio hecho de que la Gehena no se ha producido tal y como se esperaba y los hechos nuevos empiezan a partir de 2005.

Se supone que vampiros del Sabbat se han infitrado en la sociedad mortal y por eso la situación política internacional está como está. Por su parte, los vampiros jóvenes se habrían pasado de la cuenta en el uso de las nuevas tecnologías y se habrían dado casos de ruptura de la Mascarada, discretos pero suficientes como para que las agencias de inteligencia de los gobiernos mortales se hayan dado cuenta de lo que pasa y hayan creado una suerte de segunda inquisi…

Eclipse Phase, el pdf en castellano

Hace unas semanas Edgeiniciaba la venta de PDFs de su catálogo rolero, lo que incluye Eclipse Phase, un juego de rol transhumanista de Posthuman Studios y Catalyst Games Lab que mola un puñado.

El juego se había publicado bajo licencia libre, lo que implicaba que cualquiera podía distribuir el juego y sus obras derivadas (aunque sin cobrar por ello, eso es potestad de quien tenga licencia específica para ello que en el caso de España es Edge). En cristiano significa que básicamente cualquier pdf del juego puede distribuirse legal y gratuítamente.

Por lo visto ya había una versión escaneada del juego en español bastante decente desde no hacía mucho y hace una semana aproximadamente un grupo de jugadores pagaban los 19,95 euros de la edición digital de Edge y compartían libremente el juego en la red de redes.

Por lo visto esto ha generado cierta controversia y hay un pollo montado de casi 200 comentarios en G+ por parte de aficionados y sus distintas interpretaciones sobre lo que cada …