19 de diciembre de 2012

Transhumanismo por necesidad


Puede parecer que tenga una fijación morbosa con la gente que pierde miembros, pero la verdad es que lo que me fascina es lo que se avanza en el campo de las prótesis biónicas. Es cierto que los ojos y oídos cibernéticos todavía no están muy desarrollados, pero las extremidades robóticas están cada vez más avanzadas.

"Cuando me pusieron el brazo", recuerda, "había una enfermera que jugaba a darme la mano. Una vez no controlé la fuerza, le apreté la mano y le hice sangre. Esto tiene mucha fuerza".
La diferencia entre una prótesis tradicional y una biónica, explica,  es que esta última registra lo que está ocurriendo en su entorno y toma una decisión. "Si vamos a bajar una cuesta empinada, la rodilla lo sabe por el peso o la flexión y responde dando más resistencia: se vuelve más dura y permite continuar con un paso normal". "La pierna piensa por mí", concluye, "Yo no la dirijo, simplemente camino".

Esto es como aquella campaña de marketing para Deus Ex: Human Revolutions sobre Sarif Industries... sólo que de verdad.

No puede mover su cuerpo ni los ojos, apenas respira como si se tratara de un ciborg al que han apagado el interruptor. "Os aseguro que no está haciendo teatro", afirma su neuróloga, María José Catalán. Un instante después vuelve a "encenderlo".

4 comentarios:

  1. La verdad es que avanzamos a pasos agigantados hacia ese futuro que antaño parecía tan lejano.

    Aunque me inquieta lo de la campaña de Marketing del Deus Ex, mira que allí se lía muy parda eh?jajaja.

    Bromas frikis aparte, la verdad es que me alegra sinceramente que la ciencia avance para dar una buena cobertura a la gente que lo necesita.

    ResponderEliminar
  2. Primero que nada creo que alguien debería pensar en los niños.

    Ahora sí. Yo a esto de la transhumanización, lo he visto siempre como una desición de ser algo más (o algo diferente) que un humano. No niego que cuando es por necesidad también podríamos hablar de trnashumanización, pero la motivación es distinta. Me recuerda a los transhumanos de Transmetropolitan, que tenían genes extraterrestres; ellos eligieron ese cambio.

    Creo yo que la forma de verse a sí mismo es distinta si se trata, por un lado, de gente que adquiere partes biónicas por necesidad médica, o por otro, de quienes buscan una nueva forma de existencia con estos cambios.

    ResponderEliminar
  3. @Midas, a mí también me alegra. Después de todo, a pesar de haber sobrepasado 1997 (y el 2003), la tecnología sigue a nuestro servicio.

    @Alvaro, el concepto del transhumanismo es muy abierto y tiene diferentes enfoques. Yo también pienso en ello como algo que uno abraza voluntariamente para dejar atrás algunas de las limitaciones del ser humano (limitaciones desde el punto de vista Transhumanista). Sea como fuere, lo que está claro es que la ciencia avanza cada vez más y llegará un punto en el que se pueda "dejar la Carne atrás".

    En Transmetropolitan, por cierto, se escribe (y dibuja :P) sobre varias formas de transhumanismo. El más evidente es el del Movimiento Transiente, pero no hay que olvidar a los tíos que se convierten en nano-máquinas (como el novia de la primera de las Sucias Asistentes) o la cantidad de alteraciones genéticas del ciudadano medio que le hace inmune a enfermedades.

    ResponderEliminar
  4. Así es Max Sandía. Y para ampliar mi postura: no estoy totalmente convencido de que esto del transhumanismo sea para bien. Todos ya sabemos que el cuerpo del ser humano hoy en día es territorio donde se venden productos. Incluso el cuerpo mismo (dejando de lado la prostitución) es un producto, el caso de las y los modelos por ejemplo. Pero hasta nuestros días había cierta externalidad, ahora ya se trata de que te venden una parte corporal sin la que, en muchos casos, no puedes vivir (me gusto esa pelicula de los cobradores que van y recuperan las partes biónicas cuando el cliente se atrasa con los pagos). Creo que debemos escapar de la artificialidad, y si en todo caso la aceptamos, debe ser en plan con ideología cyberpunk: usar su propia tecnología contra ellos. Lo malo es que mucha gente necesita lo biónico para vivir... pero a qué costo.

    Por cierto, y más o menos fuera del tema: a los anteojos con internet de google los concidero creados por el mismísimo Satanás (pero entre Google y Microsoft prefiero Google, entre dos males, el menor).

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...