27 de noviembre de 2013

Petardos y voladores

Nunca es tarde si la dicha es buena dicen por ahí, así pues me apunto al tema este de El desafío de los 30 días propuesto por Trasgotauro hace ya un lejano mes.

La primera cuestión es ¿Cómo comenzaste con los juegos de rol?

Era yo un enano que rondaría los 11 años cuando en una reunión navideña y familiar de esas aburridas me quedé con mi primo mayor (14 añazos o así) el cual iba a jugar a Hero Quest (el juego de tablero de MB) con sus amigotes. Yo que ya había jugado al Hero Quest y que en aquel momento estaba flipando con el Cruzada Estelar (ambos juegos habían sido regalos estrella las Navidades anteriores), así que me sentía cómodo, creyendo controlar la situación.

Ya antes de empezar a jugar algo me escamó... no sólo tenían más muñecos que yo, sino que había algunos diferentes. Es más, algo comentaban de sus personajes. A mí me tocó el Enano. Me dieron un juego de dados de 6 caras que nunca había visto (¡transparentes!) y nos pusimos a jugar.


Total que empezamos a jugar, abriéndonos camino por el tablero, blandiendo nuestras espadas y hachas, degollando orcos y tal... hasta que llegamos a una habitación con la puerta cerrada. Cuando uno de los jugadores la abrió el jugador malo pone una mesa y un armario y dice algo así como "abres la puerta un poco y ves que es un dormitorio con una cama y un armario, donde hay un hombre y una mujer discutiendo sobre..." y yo pensando "un momento, un momento; eso es una mesa, no una cama". Empecé a perderme... pero para no dar el cante me callé y seguí jugando con los chicos grandes...

Seguimos sacando calaveras blancas y partiendo en dos esqueletos y orcos hasta que en una de estas otro jugador abre una puerta y... ¡estaba llena de enemigos! Una por casilla de la habitación: varios cientos o así. Los chicos grandes se ponen nerviosos y se ponen a mirar las hojas de sus muñecos por detrás y uno dice "Yo tengo petardos y voladores. ¡Los lanzo!" a lo que el Hechicero dice "vale, los matas a todos". Petardos y voladores. Y todos muertos. Sin tiradas. Y yo me quedé tal que así: oO

"O sea" -pensé yo-, "dos jugadores contrarios (uno de los Héroes y el Hechicero) se ponen de acuerdo para cambiar las reglas del juego y hacer que la historia quede bien"...

No terminé de entender bien lo que acababa de pasar, pero en la siguiente primavera un amigo me regalaba para mi doceavo cumpleaños La llamada de Cthuhu y 5 dados especiales y ese mismo verano dirigí mi primera partida de rol: un despropósito de escenario tipo "Se ha escrito un crimen" que incluía a Y'Golonac en el sótano de una mansión.


Aquella fue mi primera partida de rol al uso y hasta el siguiente invierno no jugué como jugador. Fue al Señor de los Anillos (el que publicó JOC) en el que jugué, creo, con un dúnadan durante una aventura urbana en Edoras, capital de Rohan.

Mientras escribía este post me he dado cuenta que los "Petardos y voladores" no tenían reglas asociadas concretas, ni códigos de daño, ni nada así. Estaban simplemente para servir a los propósitos que el jugador y el master tuvieran en el momento de usarlos. Su regla era "puedes romper las reglas", que es, al fin y al cabo, lo que significa para mí jugar a rol: romper las reglas para montar la historia.

6 de noviembre de 2013

Carrusel bloguero de juegos de rol: ¿Por qué coño me he comprado esto?

Después de mucho tiempo fuera del carrusel bloguero hoy me ha apetecido subirme otra vez. En esta ocasión el anfitrión es El poderoso Crom de Las cosas de Crom, donde planeta, vía cromcast, la siguientes cuestión: ¿Por qué coño me he comprado esto? Refiriéndose, claro está a juegos de rol.

Revisando los libros de mi estantería creo que me pasa un poco lo que a Telmo Arnedo de Peregrino en Cäea, ya que realmente no me arrepiento de haber comprado ningún juego, al menos del cual sea consciente. Muchos de los libros que compré en su día y lamenté en su día, terminaron mostrándose como felices compras a posteriori
Hubo algún producto de JOC que compré por tenerlo, como el James Bond, pero su coste fue ínfimo en su momento y las 3 o 4 partidas que jugamos lo amortizaron con creces. El Car Wars entra también en esa categoría, comprado por menos de 1000 pesetas, un verano un amigo aficionado al tunning y yo nos enfrascamos en él unas 6 horas al día durante 2 meses: uno de los juegos con el ratio leocadios / horas de diversión más elevados que tengo más allá de los clásicos.

Me lo pasaba de vicio con mi berlina "Juggernaut" atravesando "Brotherhoods"

Recuerdo haber comprado el Mago, la Ascensión por puro coleccionismo, dispuesto a soltar la mosca aún sabiendo que no lo iba a jugar; y al final resultó ser la punta de lanza de una década de Sistema Narrativo, aunque el protagonista fue Vampiro, la Mascarada y no Mago, pero esa ya es otra historia...

Hubo otros juegos que aunque nunca llegué a jugarlos me sirvieron para abrir la amplitud de miras en cuanto a sistemas de juego y fueron fuente de inspiración: el GURPS segunda edición, el Mutant Chronicles, la tercera edición del Ars Magica y el Nephilim (y su expansión el Selenim).

Indudablemente atrayente, este libro rezuma misterio y rareza
Revisando lomos creo que los únicos juegos que he comprado y que no les he sacado provecho de ningún tipo fueron el Brujería y el GURPS 4th edition. El primero realmente dejándome llevar por el calor del momento y no he llegado a leerlo a día de hoy. Alguna vez indagué entre mis jugadores si les apetecía probarlo, pero obtuve pocos resultados y la desgana hizo el resto.

Que no termino de conseguir jugadores... ¡y seguro que el juego es bueno!
En el segundo caso, poco después de comprarlo me enteré que ya estaba descatalogado, cosa que sumada a que era importado, restaba muchas posibilidades de encontrar fácilmente las ampliaciones de reglas que hacen del GURPS lo que es. También debo confesar que se me antojó más difícil de lo que pensaba eso de leerme el básico en inglés del tirón, entre otras cosas porque... bueno, es GURPS con todo lo que eso significa.

Uno de los reglamentos genéricos más completos y complejos del mercado

Dicho lo dicho, no descarto que algún día consiga montar una campaña tipo Hellblazer tirando del Brujería o convierta el GURPS 4th edition en mi libro de referencia para todo lo que se me ocurra y no quepa en los demás juegos de rol que tengo en mi haber. Quien sabe... Shadowrun, tercera edición durmió el sueño de los justos durante años hasta que empecé a jugarlo.

1 de noviembre de 2013

Hoy especial Halloween: Edgar Allan Poe y Vincent Price


Sé que llego tarde a escribir este post, apenas quedan unos minutos para la media noche cuando empiezo a teclear, pero mejor tarde que nunca...

Y es que andaba yo barruntando en la rivera de la noche plutónica de tan importante fecha para los celtas, cuando vinieronme a la mente estos dos genios, cada uno de su tiempo, unidos por Roger Corman con la magia del cine de Serie B. Lo que el primero escribió el otro lo interpretó (no sin una generosa dosis de paja por parte de los guionistas, claro).

Yo diría que el primero de los dos que llegó hasta mí fue el señor Price gracias a "Los crímenes del museo de cera" y después Poe me descubrió su mundo con una edición de "La caída de la casa Usher" impresa en México, de horribles tapas amarillas e ínfimo precio para tal tesoro (50 pesetas). Y años más tarde, un DVD conteniendo en el mismo pedazo de polímero a ambos artistas: "El cuervo" (The Raven, no The Crow, que os veo venir).

Sé que las películas de Corman no son precisamente un altar para la obra de Poe, pero son un digno homenaje para nuestra generación que crecimos rodeados de comedias de terror y que sabemos disfrutar de las series B, del encanto de lo cutre.


4 de octubre de 2013

Especial Halloween de los Simpson


¡Zombies, Cthulhu, Hitchcock, Alien, Blade, Hellboy, El Fantasma de la Opera, Edgar Allan Poe, Drácula, el monstruo de Frankenstein, Alicia en el País de las Maravillas, el Laberinto del Fauno, el Hipnosapo!

Guillermo del Toro dirige el opening del Especial de Halloween de la última temporada de Los Simpson y hace un digno homenaje a una buena parte del del mundo friki.

17 de septiembre de 2013

Korgoth of Barbaria!


Hace poco, buscando sabe $deity qué me encontré con el piloto (y único capítulo desgraciadamente) de Korgoth of Barbaria.

El creador fue Aaron Springer (dibujante de Bob Esponja) y fue producido por la Cartoon Network Studios. Es una parodia del noble y pulp género de la espada y brujería y se ambienta en un futuro post-apocalíptico. Fue creado para un público adulto por lo que abundan la sangre, las vísceras y los detalles escatológicos.



 

 

4 de septiembre de 2013

Grupos de PJs malignos


Hace unos meses iniciamos en mi club friki Tirant lo Dau una campaña de D&D 3.5 con la particularidad de ser personajes malignos (todos Caóticos Malignos menos el mío, Legal Maligno). Además el master decidió que empezásemos en nivel 4 para así poder empezar con razas con nivel de ajuste (al final nos juntamos un orco y dos elfos con sangre de demonio o algo así, un par de humanos y un goblin que iba siempre en el hombro de mi semi-dragón colorao to wapo. Estamos hablando de un grupo que de inicio tiene suficiente fuerza como para destruir pequeñas poblaciones... ¡por el amor de $deity, el mío lanza un aliento de fuego de 8D8 de daño cada 1D4 asaltos! ¡Y vuela!

A lo que iba... tenemos un grupo integrado por PJs malosos, cuyas aficiones son esclavizar elfos solares y masacrar enanos, que mojamos ogros en el colacao del desayuno y comemos a medio día gusanos púrpuras con guarnición de minotauros... ¡Y resulta que nos comportamos como perfecto caballeros! O sea, que nos comportamos como el grupo de aventureros ideal: colaboramos entre nosotros, nos sacrificamos los unos por los otros, mantenemos una fortaleza secreta en la que refugiamos a nuestros amigos de sus enemigos, repartimos el botín sin trapicheos por el medio, ayudamos a los otros PJs a conseguir sus objetivos personales... ¿Pero esto qué es lo que es?

Puede que a muchos no sorprenda esto, pero me juego mis 3D6 favoritos a que en más de una mesa, el grupo de jugadores defensores del Bien y la Ley (así, en mayúsculas) son lo peor, extorsionando a los campesinos por el rescate de alguien, destrozando tabernas, peleándose por la última poción de curación o por la espada +1, saqueando cadáveres aún calientes, robándose entre ellos, ocultando tesoro para no repartirlo, etc... Nosotros hemos funcionado así durante al menos 5 años de campañas de fantasía -exceptuando MERP en el que los jugadores suelen ponerse el chip de hay que ser buenos porque es el Señor de los Anillos y no vamos a hacerle ese feo a Tolkien (cosa que como master de MERP me parece bien :P)- por lo que me sorprende que en una campaña orientada a liarla... no lo hagamos.

Mi teoría del porqué sucede esto es que en un mundo en el que los buenos, grosso modo, controlan el mundo, los jugadores no sienten la necesidad de ser especialmente buenos. Es más, saben que el entorno no solo aguantará un poco de malignidad y diversión extra sino que al final las fuerzas del bien no dependen de ellos (la mayoría de los grupos suelen ser bastante desastrosos... al menos en D&D). Los jugadores suelen verse si acaso como un mal menor y actúan como superhéroes que destruyen ciudades mientras paran a los supervillanos: son simples daños colaterales.

En una campaña orientada a PJs malvados, los jugadores entienden que la tónica general va a ser que estén solos: o bien van a estar en territorio de los buenos y por lo tanto hostil, o bien en territorio de otras gentes malvadas, y por lo tanto traicionero y hostil también. La única solución es no confiar en nadie y colaborar entre ellos.

25 de julio de 2013

Esencia cyberpunk


Allí está lo que era el campo de la Fuerza Aérea Naval Japonesa, que se convirtió en el aeropuerto de Kinakuta hasta que se construyó el nuevo. Ahora es un rebaño de grúas amarillas, sobre una nebulosa de azul acero, iluminada desde dentro por una constelación de parpadeantes estrellas blancas: soldadores trabajando.

Criptonomicón. Neal Stephenson.

19 de julio de 2013

Vuelve Space: 1889


Leo en algún sitio (creo que G+) que volverán a publicar Space: 1889, un juego de ciencia ficción espacial con ambientación steampunk: uno de los primeros sino el primero con dicha ambientación.

Parece ser que Uhrwerk Verlag (Clockwork Publishing en shakespeariano) ha publicado ya una versión muy molona en alemán y ahora estos mismos en comandita con la british Chronicle City y Frank Chadwik (autor nada más y nada menos que de Space: 1889, Traveller y Twilight 2000) lanzaron el pasado miércoles (17 de Julio) un crowfounding para hacer lo mismo en inglés.

Más información en el blog de Frank Chadwik sobre Space: 1889.

26 de enero de 2013

Stand By


Queridos lectores, ambos dos,

A pesar de haber inyectado un 10% más de fluzo, todavía no he conseguido dominar el tiempo tal y como lo hacían Doc y Marty McFly en la wonderfulosa saga Regreso al futuro. Sepultado como me encuentro bajo toneladas digitales de trabajo (y viendo que me espera un año 2013 especialmente duro), he tomado la decisión de dejar parcialmente en stand-by el blog.

Y digo parcialmente porque es posible que escriba algún post de vez en cuando, alguna reseña sobre pelis cyberpunk y cosas de esas, pero dejando atrás el concepto de actualidad de un blog, lo publicaré con fecha de 2012, por lo que ya no figurará como una actualización. Lo haré así porque por una parte no serán post de actualidad y por otra me gusta pensar que los buscadores sabrán encontrar e indiciar estos textos para facilitárselos a esos 3 despitados que lleguen hasta aquí.

Adicionalmente, como mi trabajo tiene de algún modo algo que ver con redes sociales, blogs y cosas de esas y tengo que estar conectado con ese mundo de esquinas redondeadas, aprovecharé para darle cierta continuidad a Quemando Cromo en Tumblr, la mejor red de microblogging del mundo mundial.

25 de enero de 2013

Actividades durante la Semana Retrofuturista


Cada vez queda menos para la Semana Retrofuturista. Aquí dejo un pequeño programa de las actividades que se realizarán:

Lunes 11 de Febrero
FNAC L'Illa, 19.00
Conferencia "Retrofuturismos en la cultura popular: un viaje por las profecías inverosímiles". Por Elisabet Roselló y presentado por Jordi Ojeda.

Martes 12 de Febrero
Librería Pequod, 20.00
Tertulia literaria sobre Retrofuturismos. Organiza Noemí Risco Mateo.

Miércoles, 13 de Febrero
Museu dels Invents, 18.00
Visita comentada a la exposición "Steampunk: Futuros que nunca fueron". Con Elisabet Roselló (comisaria de la exposición).

Viernes, 15 de Febrero
Convent de Sant Agustí, 19.00 
Conferencia "Anticipación tecnológica en los Cómics de los años 50". Por Jordi Ojeda.

Sábado, 16 de Febrero
Convent de Sant Agustí, 11.00 a 22.00
Punto de venda de artesanos y creadores Steampunk y Retrofuturistas(de 11.00 a 19.00).
II Concurso de Barbas Retro y Futuristas. Bases aquí.
​Presentaciones, talleres, juegos, muestra de danza, y más...

Más información en el sitio web de la Semana Retrofuturista.

2 de enero de 2013

El hobbit, un viaje inesperado

Así debería haber sido Radagast el Pardo, Peter Jackson. ¡Avergüénzate y pide perdón!

Vista la ya película del año (del año pasado, se entiende), tengo que decir que me encantó. No todo es perfecto, claro: la vergüenza caminará al lado de Peter Jackson por los restos por esa caracterización infame de Radagast.

Al margen de la ignominia parda, algunas otras cosas que no me pitufaron del todo: un Thorogrim poco enanil (para guapos ya tenían a Fili y a Kili, ¿no?), un Saruman-Palpatine que mete miedo sin necesidad de ello (durante esa última actuación del Concilio Blanco Saruman es todavía neutral... bueno, no maligno en todo caso), el trasgo mensajero más propio de una fantasía harrypottiana que de una tolkeniana, un Azog manco (en vez de decapitado 150 años antes a manos de Dáin II Pie de Hierro)... Y la gran decepción: ¡Enanos sin capuchas de colores!

No obstante, la molonidad de la adaptación es alta, con esa intro contando la historia de Erebur y  la majestuosidad del último reino enano bajo la Montaña Solitaria, las batallas con los orcos, el no haber metido una historia de amor con calzador (¡gracias!), la caracterización de los enanos a lo Jim Henson, las canciones, Galadriel y Gandalf riéndose de Saruman y Elrond. ¡Y las piñas, por Eru! Esas piñas flamígeras que seguramente sean las antecesoras directas de las bellotas petrificadoras de Willow... 

Subiendo en grandiosidad tenemos la llegada de los enanos a Bolsón Cerrado y la escena del gran capítulo del que muchos recordamos el título aún habiéndolo leído hace 15 o 20 años: "Acertijos en la oscuridad". Aunque gente con la lectura más fresca me dicen que Gollum no sufre todavía su famoso desdoblamiento de personalidad, no empaña gran cosa la escena.

Pero no nos engañemos, estas cosas, buenas cosas todas ellas, no son más que el relleno de la verdadera estupendiosidad de la película: el awesómico Martin Freeman haciendo de Bilbo, el hobbit más hobbítico que haya sido filmado nunca. Martin Freeman -conocido por su papel de Watson en la serie Sherlock- ya actúo una vez de lastimero inglés fuera de sitio en la "Guía del autoestopista galáctico", con su bata, su té con pastas y su toalla (hay quien ve en ello un guiño al pañuelo del hobbit). Lo que viene siendo un hobbit, vamos. Y es que si los elfos son irlandeses y los enanos escoceses, indudablemente los hobbits son ingleses.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...