Ir al contenido principal

El hobbit, un viaje inesperado

Así debería haber sido Radagast el Pardo, Peter Jackson. ¡Avergüénzate y pide perdón!

Vista la ya película del año (del año pasado, se entiende), tengo que decir que me encantó. No todo es perfecto, claro: la vergüenza caminará al lado de Peter Jackson por los restos por esa caracterización infame de Radagast.

Al margen de la ignominia parda, algunas otras cosas que no me pitufaron del todo: un Thorogrim poco enanil (para guapos ya tenían a Fili y a Kili, ¿no?), un Saruman-Palpatine que mete miedo sin necesidad de ello (durante esa última actuación del Concilio Blanco Saruman es todavía neutral... bueno, no maligno en todo caso), el trasgo mensajero más propio de una fantasía harrypottiana que de una tolkeniana, un Azog manco (en vez de decapitado 150 años antes a manos de Dáin II Pie de Hierro)... Y la gran decepción: ¡Enanos sin capuchas de colores!

No obstante, la molonidad de la adaptación es alta, con esa intro contando la historia de Erebur y  la majestuosidad del último reino enano bajo la Montaña Solitaria, las batallas con los orcos, el no haber metido una historia de amor con calzador (¡gracias!), la caracterización de los enanos a lo Jim Henson, las canciones, Galadriel y Gandalf riéndose de Saruman y Elrond. ¡Y las piñas, por Eru! Esas piñas flamígeras que seguramente sean las antecesoras directas de las bellotas petrificadoras de Willow... 

Subiendo en grandiosidad tenemos la llegada de los enanos a Bolsón Cerrado y la escena del gran capítulo del que muchos recordamos el título aún habiéndolo leído hace 15 o 20 años: "Acertijos en la oscuridad". Aunque gente con la lectura más fresca me dicen que Gollum no sufre todavía su famoso desdoblamiento de personalidad, no empaña gran cosa la escena.

Pero no nos engañemos, estas cosas, buenas cosas todas ellas, no son más que el relleno de la verdadera estupendiosidad de la película: el awesómico Martin Freeman haciendo de Bilbo, el hobbit más hobbítico que haya sido filmado nunca. Martin Freeman -conocido por su papel de Watson en la serie Sherlock- ya actúo una vez de lastimero inglés fuera de sitio en la "Guía del autoestopista galáctico", con su bata, su té con pastas y su toalla (hay quien ve en ello un guiño al pañuelo del hobbit). Lo que viene siendo un hobbit, vamos. Y es que si los elfos son irlandeses y los enanos escoceses, indudablemente los hobbits son ingleses.
10 comentarios

Entradas populares de este blog

Vampiro la Mascarada 5ª edición

La semana pasada hubo unos cuantos avances de cómo será la quinta edición de Vampiro la Mascarada. Hay un cierto avance de la metatrama y sobre todo cambios importantes de reglas como no los ha habido en ninguna otra edición. Efectivamente, los cambios en el sistema son mayores que los que hubo con el Crónica de Tinieblas y su versión para chupasangres: Vampiro el Réquiem.

Metatrama La nueva metatrama parte del obvio hecho de que la Gehena no se ha producido tal y como se esperaba y los hechos nuevos empiezan a partir de 2005.

Se supone que vampiros del Sabbat se han infitrado en la sociedad mortal y por eso la situación política internacional está como está. Por su parte, los vampiros jóvenes se habrían pasado de la cuenta en el uso de las nuevas tecnologías y se habrían dado casos de ruptura de la Mascarada, discretos pero suficientes como para que las agencias de inteligencia de los gobiernos mortales se hayan dado cuenta de lo que pasa y hayan creado una suerte de segunda inquisi…

Manifiesto cyberpunk

MANIFIESTO CYBERPUNK

Por Eric Hughes,
traducido por Raúl Racedo

Para una sociedad abierta, en la era electrónica la privacidad es necesaria. La privacidad no es un secreto. Un asunto privado es algo que uno no quiere que todo el mundo sepa, pero un asunto secreto es algo que alguien no quiere que cualquiera sepa. La privacidad es poder revelarse uno mismo al mundo en forma selectiva.

Si dos partidos tienen una suerte de trato, entonces cada uno tiene memoria de su interacción. Cada parte puede hablar acerca de su propia memoria involucrada en esto

¿Cómo puede cualquiera prevenirla? Una de ella puede pasar a través de las leyes en su contra, pero la libertad de opinión, aun más que la privacidad, es fundamental para una sociedad abierta: no buscamos la restricción en ninguna opinión. Si muchas partes hablan juntas en el mismo foro, cada cual puede hablarle a todas las otras y agregar juntos conocimiento individual y el de las otras partes. El poder de la comunicación electrónica permite …

Miniaturas para juegos post-apocalípticos

Navegando por la red me he encontrado con esta web de miniaturas de tipo apocalíptico: Lead Aventure. No siempre es fácil encontrar minis para todos los juegos de rol del mercado, en especial si lo que buscamos son minis de ciencia ficción que no sean soldados uniformados.
En su catálogo hay aparte de soldados como los de la imagen superior, tienen marineros, exploradores, mutantes, viejas con uzis e incluso ingleses con bombín estilo steampunk, aunque steampunk bestia de miembros biónico a vapor y estas cosas... pero oye, aún con todo no están mal.

Las Perséidas

Las Perséidas son la lluvia de meteoros más famosa a este lado del Ecuador, el Hemisferio Norte. En mi caso concreto, son las únicas que conozco y que además recuerdo haber visto en alguna ocasión en tierras leonesas. Aunque duran casi todo el verano, la tasa de meteoro por hora es tan baja que no se tienen en consideración hasta el 11 y 12 de agosto.
Yo no creo que pueda verlas gracias a esa agradable fosforescencia anaranjada que emana de las urbes, pero quien tenga la suerte de vivir en el campo sólo tiene que asomarse a una ventana que de al norte a eso de la 1 o 2 de la madrugada, mirar al cielo y tener un poco de paciencia. Cada poco el señor 109P/Swift-Tuttle no agraciará con un pedacito de su cola desintegrándose mientras orbita efímeramente alrededor de nuestro sol.
Y aquí un video explicando algunas cosas sobre el fenómeno y más información en espaciociencia.com.

Obras maestras del rol: Príncipe Valiente

Príncipe Valiente, el cómic
Antes de entrar en materia con el juego de rol, un brevísimo repaso al cómic. Creado en 1937 por Harold Foster, Príncipe Valiente trata de las aventuras de Valiente -el hijo del rey de Thule- y su familia, que son expulsados de su norteño reino por vikingos escandinavos. Después de establecerse en Britania, Valiente se convierte en escudero de Sir Gwain y después en Caballero de la Tabla Redonda.
Es una obra de marcado realismo que se forjó en los albores de la historieta, cuando estas se publicaban en los suplementos dominicales de los periódicos y todavía no se habían incluido los innovadores bocadillos.

Príncipe Valiente, el juego de rol narrativo
Publicado por Chaosium en 1989 y escrito por Greg Stafford fue un juego adelantado a su tiempo que llegó a España al año siguiente de mano de la extinta Joc Internacional.
El libro en sí es la perfecta síntesis de lo que debería ser un buen manual de rol, con secciones para el sistema de juego completo, el t…