Ir al contenido principal

Grupos de PJs malignos


Hace unos meses iniciamos en mi club friki Tirant lo Dau una campaña de D&D 3.5 con la particularidad de ser personajes malignos (todos Caóticos Malignos menos el mío, Legal Maligno). Además el master decidió que empezásemos en nivel 4 para así poder empezar con razas con nivel de ajuste (al final nos juntamos un orco y dos elfos con sangre de demonio o algo así, un par de humanos y un goblin que iba siempre en el hombro de mi semi-dragón colorao to wapo. Estamos hablando de un grupo que de inicio tiene suficiente fuerza como para destruir pequeñas poblaciones... ¡por el amor de $deity, el mío lanza un aliento de fuego de 8D8 de daño cada 1D4 asaltos! ¡Y vuela!

A lo que iba... tenemos un grupo integrado por PJs malosos, cuyas aficiones son esclavizar elfos solares y masacrar enanos, que mojamos ogros en el colacao del desayuno y comemos a medio día gusanos púrpuras con guarnición de minotauros... ¡Y resulta que nos comportamos como perfecto caballeros! O sea, que nos comportamos como el grupo de aventureros ideal: colaboramos entre nosotros, nos sacrificamos los unos por los otros, mantenemos una fortaleza secreta en la que refugiamos a nuestros amigos de sus enemigos, repartimos el botín sin trapicheos por el medio, ayudamos a los otros PJs a conseguir sus objetivos personales... ¿Pero esto qué es lo que es?

Puede que a muchos no sorprenda esto, pero me juego mis 3D6 favoritos a que en más de una mesa, el grupo de jugadores defensores del Bien y la Ley (así, en mayúsculas) son lo peor, extorsionando a los campesinos por el rescate de alguien, destrozando tabernas, peleándose por la última poción de curación o por la espada +1, saqueando cadáveres aún calientes, robándose entre ellos, ocultando tesoro para no repartirlo, etc... Nosotros hemos funcionado así durante al menos 5 años de campañas de fantasía -exceptuando MERP en el que los jugadores suelen ponerse el chip de hay que ser buenos porque es el Señor de los Anillos y no vamos a hacerle ese feo a Tolkien (cosa que como master de MERP me parece bien :P)- por lo que me sorprende que en una campaña orientada a liarla... no lo hagamos.

Mi teoría del porqué sucede esto es que en un mundo en el que los buenos, grosso modo, controlan el mundo, los jugadores no sienten la necesidad de ser especialmente buenos. Es más, saben que el entorno no solo aguantará un poco de malignidad y diversión extra sino que al final las fuerzas del bien no dependen de ellos (la mayoría de los grupos suelen ser bastante desastrosos... al menos en D&D). Los jugadores suelen verse si acaso como un mal menor y actúan como superhéroes que destruyen ciudades mientras paran a los supervillanos: son simples daños colaterales.

En una campaña orientada a PJs malvados, los jugadores entienden que la tónica general va a ser que estén solos: o bien van a estar en territorio de los buenos y por lo tanto hostil, o bien en territorio de otras gentes malvadas, y por lo tanto traicionero y hostil también. La única solución es no confiar en nadie y colaborar entre ellos.
2 comentarios

Entradas populares de este blog

Gandalf era un guerrero con INT 18

El que sigue es un texto ya clásico del mundillo friki, como aquel de 100 cosas que haría si yo fuera señor del mal. No hace mucho lo volví a encontrar y tras sacarlo en un par de conversaciones estos días creo que lo voy a dejar por aquí.



Gandalf mintió, no era un mago, era claramente un guerrero de nivel alto que había puesto puntos en la habilidad “Usar Dispositivo Mágico” lo que le permitió empuñar un Bastón de Mago. Todos los hechizos mágicos que lanzó fueron de bajo nivel, fácilmente explicados por su Anillo de Magia y su Bastón de Mago. Para ser un mago de tan alto nivel, pasó mas tiempo peleando que lanzando hechizos. Se presentó a si mismo como un semidiós angelical, cuando solo era un guerrero con unas relaciones públicas muy cuidadosamente elaboradas.

Sus dotes de combate eran evidentes. Tenía Competencia con la espada larga, pero también se entrenó como guerrero con dos armas. Para tener ese nivel de habilidad para empuñar ambas armas, estamos hablando de una destreza de a…

Eclipse Phase, el pdf en castellano

Hace unas semanas Edgeiniciaba la venta de PDFs de su catálogo rolero, lo que incluye Eclipse Phase, un juego de rol transhumanista de Posthuman Studios y Catalyst Games Lab que mola un puñado.

El juego se había publicado bajo licencia libre, lo que implicaba que cualquiera podía distribuir el juego y sus obras derivadas (aunque sin cobrar por ello, eso es potestad de quien tenga licencia específica para ello que en el caso de España es Edge). En cristiano significa que básicamente cualquier pdf del juego puede distribuirse legal y gratuítamente.

Por lo visto ya había una versión escaneada del juego en español bastante decente desde no hacía mucho y hace una semana aproximadamente un grupo de jugadores pagaban los 19,95 euros de la edición digital de Edge y compartían libremente el juego en la red de redes.

Por lo visto esto ha generado cierta controversia y hay un pollo montado de casi 200 comentarios en G+ por parte de aficionados y sus distintas interpretaciones sobre lo que cada …

Mago Edición 20º Aniversario y un primer avance

He de reconocer que esta edición 20 aniversario de Mago la Ascensión me despertaba sensaciones encontradas. No sólo es uno de mis juegos favoritos, sino que el libro de la segunda edición roza la perfección en cuanto a lo que le pido a un manual de rol. Y encima no lo tengo muy machacado.

Además esta edición es que es muy enorme (700 páginas) y creo que me voy a ver obligado a usarlo como libro de consulta, no como manual de juego. Y no es algo que me guste demasiado.

También tengo cierto miedo con el tema de la metatrama, que se dice que la avanzan, que la Tecnocracia ha ganado y blablabla. La verdad es que es un temor infundado, porque esa misma duda la tenía con Vampiro V20 y no hay nada en la edición que empuje a aceptar metatramas de ediciones anteriores.

Si estoy en contra de las metatramas es porque no me gusta la idea de que una editorial cree una línea temporal de sucesos "oficiales" (creo que algo así usurpa la "autoridad creativa" de la mesa de juego), …

El fénix en la espada

Conan sintió que el alma lecardia y comenzaba a salirse de su cuerpo para hundirse en los abismos amarillos del horror cósmico que brillaban con fantasmagórico resplandor en el caos informe que crecía a su alrededor. Aquellos ojos crecían y crecían, y Conan vislumbró en ellos la realidad de todos los horrores abismales y blasfemos que acechaban en la oscuridad exterior del vacío informe, y de los negros abismos siderales. Abrió su boca manchada de sangre para gritar su odio y su repugnacia, mas de los labios solo le surgió un chasquido.

El fénix en la espada. Robert E. Howard.

Varios quintillones de átomos

El hecho es que varios quintillones de átomos acababan de materializarse (aunque no exactamente, véase lo antes expuesto) en un universo donde no tenían derecho a estar. El resultado habitual de estas cosas suele ser una gran explosión. Pero como los universos son unas cosas bastante resistentes, este universo concreto se había salvado a sí mismo deshilando su continuum espaciotemporal hasta un punto donde los átomos sobrantes pudieran acomodarse sin peligro, y tejiéndose luego a toda velocidad hasta alcanzar de nuevo ese círculo de fuego al que buena parte de sus habitantes gustan de llamar El Presente. Por supuesto, esto cambia la historia —hubo unas cuantas guerras de menos, unos cuantos dinosaurios de más, cosas por el estilo—, pero en resumen, el episodio completo transcurrió con una tranquilidad muy notable.

El color de la magia. Terry Pratchett.