6 de noviembre de 2013

Carrusel bloguero de juegos de rol: ¿Por qué coño me he comprado esto?

Después de mucho tiempo fuera del carrusel bloguero hoy me ha apetecido subirme otra vez. En esta ocasión el anfitrión es El poderoso Crom de Las cosas de Crom, donde planeta, vía cromcast, la siguientes cuestión: ¿Por qué coño me he comprado esto? Refiriéndose, claro está a juegos de rol.

Revisando los libros de mi estantería creo que me pasa un poco lo que a Telmo Arnedo de Peregrino en Cäea, ya que realmente no me arrepiento de haber comprado ningún juego, al menos del cual sea consciente. Muchos de los libros que compré en su día y lamenté en su día, terminaron mostrándose como felices compras a posteriori
Hubo algún producto de JOC que compré por tenerlo, como el James Bond, pero su coste fue ínfimo en su momento y las 3 o 4 partidas que jugamos lo amortizaron con creces. El Car Wars entra también en esa categoría, comprado por menos de 1000 pesetas, un verano un amigo aficionado al tunning y yo nos enfrascamos en él unas 6 horas al día durante 2 meses: uno de los juegos con el ratio leocadios / horas de diversión más elevados que tengo más allá de los clásicos.

Me lo pasaba de vicio con mi berlina "Juggernaut" atravesando "Brotherhoods"

Recuerdo haber comprado el Mago, la Ascensión por puro coleccionismo, dispuesto a soltar la mosca aún sabiendo que no lo iba a jugar; y al final resultó ser la punta de lanza de una década de Sistema Narrativo, aunque el protagonista fue Vampiro, la Mascarada y no Mago, pero esa ya es otra historia...

Hubo otros juegos que aunque nunca llegué a jugarlos me sirvieron para abrir la amplitud de miras en cuanto a sistemas de juego y fueron fuente de inspiración: el GURPS segunda edición, el Mutant Chronicles, la tercera edición del Ars Magica y el Nephilim (y su expansión el Selenim).

Indudablemente atrayente, este libro rezuma misterio y rareza
Revisando lomos creo que los únicos juegos que he comprado y que no les he sacado provecho de ningún tipo fueron el Brujería y el GURPS 4th edition. El primero realmente dejándome llevar por el calor del momento y no he llegado a leerlo a día de hoy. Alguna vez indagué entre mis jugadores si les apetecía probarlo, pero obtuve pocos resultados y la desgana hizo el resto.

Que no termino de conseguir jugadores... ¡y seguro que el juego es bueno!
En el segundo caso, poco después de comprarlo me enteré que ya estaba descatalogado, cosa que sumada a que era importado, restaba muchas posibilidades de encontrar fácilmente las ampliaciones de reglas que hacen del GURPS lo que es. También debo confesar que se me antojó más difícil de lo que pensaba eso de leerme el básico en inglés del tirón, entre otras cosas porque... bueno, es GURPS con todo lo que eso significa.

Uno de los reglamentos genéricos más completos y complejos del mercado

Dicho lo dicho, no descarto que algún día consiga montar una campaña tipo Hellblazer tirando del Brujería o convierta el GURPS 4th edition en mi libro de referencia para todo lo que se me ocurra y no quepa en los demás juegos de rol que tengo en mi haber. Quien sabe... Shadowrun, tercera edición durmió el sueño de los justos durante años hasta que empecé a jugarlo.
Publicar un comentario
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...