Ir al contenido principal

Darkthrone: A Blaze in the Northern Sky


Hace tiempo pululaba por Twitter el hashtag #3AlbumsThatChangedMyLife y al pensar qué poner, uno de los primeros discos que me vino a la mente fue este "A Blaze in the Northern Sky" de los honestamente pagamos Darktrhone.
Este disco es importante para mí en tanto que fue el primer álbum de metal extremo con el que me hice. Antes me había comprado "Into the Pandemonium" de Celtic Frost, pero en aquella compra me guiaba únicamente por la boscosa portada y tampoco es que sea un trabajo muy extremo. En aquella época el black metal era importante para mí del mismo modo que lo era el grunge para mis amigos.

Sea como fuere "A Blaze in the Northern Sky" llegó a mí con su rollo true black metal, a una mente deseosa de meterse de lleno en todo aquello, en los albores de internet. Mientras la peña acudía a los cibers para chatear con desconocidos y descargarse fotos guarras, yo buscaba información sobre el Inner Circle (y descargaba fotos guarras, ofiusly).

Para ponernos en antecedentes, Darkthrone forma parte de lo que vino a llamarse la segunda ola del black metal que se dio fundamentalmente en Noruega a finales de los 80 y principios de los 90, y que está parcialmente relacionado con una agenda anti-cristiana (quema de iglesias incluída) y algunas muertes. En cierto modo esta segunda ola del black metal es en realidad la primera que cuenta con bandas y un estilo plenamente asentados.

El anterior (y primer) trabajo de Drakthrone, "Soulside jorney" es más deathmetalero que otra cosa, pero en este decidieron dar un paso adelante y pasarse al lado más true y desquiciado de este cotarro extremo, lo que costó algunos disgustos en la discrográfica y supuso la marcha del bajista Dag Nilsen. Seducidos por Euronymous (Mayhem) se cargan de pinchos y pintarrajean de blanco y sacan este disco que coincide con el epicentro del famoso asesinato de Euronymous a manos de Vikernes (Burzum). Total, que al calor de la sangre y el fuego (de las iglesias que quemaban), este trabajo y los siguientes situaron a Darkthrone como una de las principales puntas de lanza del movimiento.

Tengo que decir que a día de hoy sigo recordando la primera sensación que tuve al escuchar "Kathaarian Life Code", con su intro lejana y fantasmal, con sus afilados riffs, con su agresividad primitiva y tosca. Amor a primera vista, vaya. Una sensación que no volví a sentir hasta llegar a Nile. Es un tema absorbente e hipnotizante que funciona como un buen resumen del disco en sí.

Una vez pasado este primer corte iniciático nos encontramos con "In the Shadow of the Horns", un tema duro, con esa voz áspera y dura (pero no gutural) de Nocturno Culto y unos riffs distorsionados y machacones que pasan a una velocidad que no es ni rápida ni lenta, es lo que tiene que ser: densa y oscura.

"Paragon Belial" es un medio tiempo con una guitarra relativamente poco distorsionada que incluso puede hacer las veces de pausa relajante en el disco, si bien batería, voz y la no-producción redondean el tema y le dan el aire adecuado.

Si "Parangon Belial" podía servir de descanso, queda claro que "Where Cold Winds Blow" es todo lo contrario. Arranca con una veloz batería y de ahí ya no baja hasta un breve interludio a mitad de tema, todo acompañado de una distorsión muy sucia y adecuada. Suena a black metal puro y duro. Además tiene ese título tan lovecraftiano...

El tema homónimo "A Blaze in the Northern Sky" es algo a medio camino entre "Parangon..." y "Where...", con bastante alternancia de ritmo, cambios de distorsión y solos que por sí solos sonarían a heavy clásico. Es la canción más corta del disco, pero puede que la más variada.

Y cerramos con la increíble "Pagan Winter" como colofón y conclusión a este viaje de poco más de 40 minutos. Si "Kathaarian..." implicaba adentrarse en las tinieblas de lo desconocido, "Pagan Winter" es emerger al mundo real, también es una advertencia, un "lo que pasa con Darkthrone, se queda con Darkthrone". No es un adiós, es hasta luego, porque es muy posible que después de esto quieras repetir... Aunque puede que no inmediatamente, que para el neófito puede ser agotador.

A Blaze in the Northern Sky no sólo es un clásico del Black Metal de pleno derecho, sino que es un buen disco para iniciarse en todo este rollo. No es muy largo, la voz no es tan extrema, no usa blast beats ni es excepcionalmente agresivo y además hay un par de temas con pasajes atmosféricos fáciles de escuchar.
Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Gandalf era un guerrero con INT 18

El que sigue es un texto ya clásico del mundillo friki, como aquel de 100 cosas que haría si yo fuera señor del mal. No hace mucho lo volví a encontrar y tras sacarlo en un par de conversaciones estos días creo que lo voy a dejar por aquí.



Gandalf mintió, no era un mago, era claramente un guerrero de nivel alto que había puesto puntos en la habilidad “Usar Dispositivo Mágico” lo que le permitió empuñar un Bastón de Mago. Todos los hechizos mágicos que lanzó fueron de bajo nivel, fácilmente explicados por su Anillo de Magia y su Bastón de Mago. Para ser un mago de tan alto nivel, pasó mas tiempo peleando que lanzando hechizos. Se presentó a si mismo como un semidiós angelical, cuando solo era un guerrero con unas relaciones públicas muy cuidadosamente elaboradas.

Sus dotes de combate eran evidentes. Tenía Competencia con la espada larga, pero también se entrenó como guerrero con dos armas. Para tener ese nivel de habilidad para empuñar ambas armas, estamos hablando de una destreza de a…

Eclipse Phase, el pdf en castellano

Hace unas semanas Edgeiniciaba la venta de PDFs de su catálogo rolero, lo que incluye Eclipse Phase, un juego de rol transhumanista de Posthuman Studios y Catalyst Games Lab que mola un puñado.

El juego se había publicado bajo licencia libre, lo que implicaba que cualquiera podía distribuir el juego y sus obras derivadas (aunque sin cobrar por ello, eso es potestad de quien tenga licencia específica para ello que en el caso de España es Edge). En cristiano significa que básicamente cualquier pdf del juego puede distribuirse legal y gratuítamente.

Por lo visto ya había una versión escaneada del juego en español bastante decente desde no hacía mucho y hace una semana aproximadamente un grupo de jugadores pagaban los 19,95 euros de la edición digital de Edge y compartían libremente el juego en la red de redes.

Por lo visto esto ha generado cierta controversia y hay un pollo montado de casi 200 comentarios en G+ por parte de aficionados y sus distintas interpretaciones sobre lo que cada …

El fénix en la espada

Conan sintió que el alma lecardia y comenzaba a salirse de su cuerpo para hundirse en los abismos amarillos del horror cósmico que brillaban con fantasmagórico resplandor en el caos informe que crecía a su alrededor. Aquellos ojos crecían y crecían, y Conan vislumbró en ellos la realidad de todos los horrores abismales y blasfemos que acechaban en la oscuridad exterior del vacío informe, y de los negros abismos siderales. Abrió su boca manchada de sangre para gritar su odio y su repugnacia, mas de los labios solo le surgió un chasquido.

El fénix en la espada. Robert E. Howard.

Varios quintillones de átomos

El hecho es que varios quintillones de átomos acababan de materializarse (aunque no exactamente, véase lo antes expuesto) en un universo donde no tenían derecho a estar. El resultado habitual de estas cosas suele ser una gran explosión. Pero como los universos son unas cosas bastante resistentes, este universo concreto se había salvado a sí mismo deshilando su continuum espaciotemporal hasta un punto donde los átomos sobrantes pudieran acomodarse sin peligro, y tejiéndose luego a toda velocidad hasta alcanzar de nuevo ese círculo de fuego al que buena parte de sus habitantes gustan de llamar El Presente. Por supuesto, esto cambia la historia —hubo unas cuantas guerras de menos, unos cuantos dinosaurios de más, cosas por el estilo—, pero en resumen, el episodio completo transcurrió con una tranquilidad muy notable.

El color de la magia. Terry Pratchett.

Mago Edición 20º Aniversario y un primer avance

He de reconocer que esta edición 20 aniversario de Mago la Ascensión me despertaba sensaciones encontradas. No sólo es uno de mis juegos favoritos, sino que el libro de la segunda edición roza la perfección en cuanto a lo que le pido a un manual de rol. Y encima no lo tengo muy machacado.

Además esta edición es que es muy enorme (700 páginas) y creo que me voy a ver obligado a usarlo como libro de consulta, no como manual de juego. Y no es algo que me guste demasiado.

También tengo cierto miedo con el tema de la metatrama, que se dice que la avanzan, que la Tecnocracia ha ganado y blablabla. La verdad es que es un temor infundado, porque esa misma duda la tenía con Vampiro V20 y no hay nada en la edición que empuje a aceptar metatramas de ediciones anteriores.

Si estoy en contra de las metatramas es porque no me gusta la idea de que una editorial cree una línea temporal de sucesos "oficiales" (creo que algo así usurpa la "autoridad creativa" de la mesa de juego), …