21 de agosto de 2016

Historias para no dormir


"Historias para no dormir" fue una serie de terror y suspense de RTVE dirigida por Narciso Ibáñez Serrador. Emitida desde 1966 hasta 1982 (con un breve intento de regreso en 2007 de la mano de Telecinco), se grabaron 30 programas en total, la mayoría con una duración de entre 30 y 60 minutos.

La temática general de la serie eran las historias de suspense y muchas estaban basadas en obras de literatura de autores como nuestro querido Edgar Allan Poe.

Dejo aquí el enlace donde se pueden ver todos los capítulos en la sección "A la carta" de la web de RTVE: Historias para no dormir.

Para muestra un botón: la adaptación de "El cuervo", una biografía del señor Poe.


Añado también un programa de Milenio 3 sobre el programa en sí para el que quiera saber más.

12 de agosto de 2016

Lágrimas de San Lorenzo en la lluvia de Perseo


Como todos los años por estas fechas estivales, la constelación de Perseo emerge en el hemisferio norte para hacernos partícipes del espectáculo astronómico de Las Perseidas o lágrimas de San Lorenzo. La lluvia de estrellas este año parece ser que tendrá su apogeo hoy 12 de agosto.

A media noche, si volvemos la mirada al noroeste y la metereología y la contaminación lumínica no lo impiden, podremos ver meteoros precipitarse hacia todas las direcciones a 60 km/s.

Este año tendré la fortuna de estar más o menos alejado de la civilización, rodeado de la vegetación del bosque atlántico, y podré ver el fenómeno como no lo hacía cuando era niño y me pasaba los veranos en un pueblo medieval de las anchas castillas... Veamos qué dice la FAAE para el que quiera verlas en condiciones:
Las Perseidas se pueden observar mejor desde latitudes septentrionales, debido a que la órbita del cometa Swift-Tuttle es inclinada y el polvo cae sobre el hemisferio norte de la Tierra. Durante las horas antes del amanecer del sábado 13 de agosto se podrá ver el "pico tradicional de las Perseidas" causado por el polvo más antiguo del cometa Swift-Tuttle. Por este motivo para los observadores aficionados seguidores de estas lluvias se recomienda empezar a observarlas a las 2 de la mañana, tumbado en el suelo en un saco de dormir, con la punta de los pies apuntando hacia el noreste y pronto podrá observar meteoros cruzando la Vía Láctea.. Un buen centro de visión es en la constelación de Pegaso.