21 de enero de 2017

Tres siluetas esculpidas con nieve electrónica

Estamos aquí sentados los tres, tres siluetas esculpidas con nieve electrónica en la tormenta diferencial, y usted habla como en un drama histórico de tercera. Tiene usted una visión limitada, teniente. Realmente una visión limitada. ¿Quién dijo que el carbono alterado nos liberaría de las celdas de nuestro cuerpo? ¿Quién vaticinó que los humanos se convertirían en ángeles?

Carbono alterado. Richard Morgan.

18 de enero de 2017

Imperio Galáctico vs Alien


Guillem H. Pongiluppi es un artista español con un gran talento para el color. Pintor, ilustrador y artista conceptual a trabajo en la industria de los videojuegos, la televisión y el cine (desde la peli de Warcraft hasta producciones de National Geographic, ahí es nada.

Como buen friki tanto de las pelis de Star Wars como de las de Alien, ha combinado su amor por los imperios y los biohorrores espaciales en una fantástica serie de pinturas que funcionan ambos mundos.

Podéis ver más del trabajo de Guillem en su web aquí.









17 de enero de 2017

¡200.000 visitas!


En algún momento de este fin de semana, quemandocromo.es alcanzaba las 200.000 visitas (curiosamente estos días uno de los posts más visto es el de las 50.000 visitas alcanzadas).

Aunque no tengo tanta información como entonces, ya que la traza de Analytics hace tiempo que se perdió, sí puedo dar algunos datos con lo que me ofrece Blogger con la información agregada de estos casi 10 años "en el aire".

Post más vistos
  1. ¡Feliz y terrible Halloween!
  2. Lego + El Señor de los Anillos
  3. ¿Cómo se pronuncia Cthulhu?
  4. El Superman de Alberto Montt 
  5. El fin de los 4 fantásticos
Principales webs de referencia
  1. http://redderol.blogspot.com/
  2. http://www.multifriki.com/ (desaparecida en combate)
  3. http://tebelogs.dreamers.com/ (¡toda una veterana de la web!)
  4. http://el-contemplador.blogspot.com/
  5. http://maestroterrax.blogspot.com/
Términos de búsqueda más comunes
  1. halloween
  2. cthulhu
  3. lego el señor de los anillos
  4. lego señor de los anillos
  5. cruzada estelar
Como se puede ver la mayoría de estos datos apuntan a una anterior vida bloguera, la de hace unos 5 años, antes del boom de los youtubers y G+.

Hace muchos años, cuando los blogs estaban tan de moda y todo el mundo tenía un blog activo, muchos decíamos que escribíamos para nosotros mismos. Hoy, con 9 años largos de posts bajo esta plataforma, me gusta echar la vista atrás y ver que era cierto. Tantos años publicando en el blog, a veces asiduamente y otras de forma muy dispersa en el tiempo, ha generado un repositorio con un montón de ideas. Muchas las había olvidado, pero gracias al blog ahí están listas para ser aprovechadas o recicladas.

Sí es cierto que muchas de las publicaciones son noticias caducas y anuncios de acontecimientos ya pasados, notas que no tienen mucho sentido pasado el tiempo ya que esa nunca fue la función principal del blog. Sea como fuere, es agradable encontrarte con tu yo del pasado y descubrir como eres capaz de darte consejos a tí mismos más allá del tiempo. Después de todo sí escribía el blog para mí mismo.

5 de enero de 2017

Un año de música


Sé que este post puede parecer raro, pero me reconozco como un adicto a las estadísticas. De tablas de amortización a gráficas con la evolución de las habilidades de los PJs de mis campañas de MERP (sí, lo hago, ¿qué pasa? ¿Os juzgo yo a vosotros acaso? xD), y me gusta recopilar información y luego regodearme en ella. Allá vamos...

El otro día entraba en Last.fm a mirar no sé qué y vi que había una especie de informe estadístico sobre mi música en 2016, y yo que soy un friki de los análisis allá que me metí. Para el que no la conozca, Last.fm es una web que principalmente recopila datos de la música que escuchas y que tiene integración directa con Spotify, así que para qué pedir más.

Entrando en materia, mi 2016 estuvo marcado por un evento concreto: El Anillo del Nibelungo. Es una obra taaaan larga que escucharla entera una única vez trastoca las estadísticas de todo el año.


Ahí aparece Wagner y su obra "tolkeniana" como comentaba antes. Esas 279 escuchas de El Anillo del Nibelungo es simplemente por haber escuchado una vez la ópera entera (el resto de Wagner se reparte entre Tristan e Isolda y Parsifal).

Puede parecer que escuchar música de más de 700 autores y más de 1000 discos sea mucho, pero en realidad no lo es si pensamos que muchos temas salen de listas de reproducción variadas donde durante horas puedes estar escuchando temas sueltos de diferentes autores.

Sobre el tema más escuchado del año, Lady in The Lamp (Avatarium), es simplemente espectacular.


Siguiendo con el análisis, puedo ver que casi todo lo que escucho se concentra en los días de semana y en horarios laborales... Vamos, que el grueso de la música la oigo en el trabajo.

Por géneros ahí está Classical (que en realidad es ópera en su mayoría) seguido de varios estilos de metal (Death, Black, Doom y Metal en genérico), y esto es así porque suelo usar la música para aislarme acústicamente en el trabajo y así poder concentrarme mejor. Puede parecer raro, pero no hay nada mejor con una pantalla de gutural y ruidoso death metal para poder ignorar las conversaciones a un metro de ti y poder centrarte en lo tuyo.


En cuanto a qué grupos he escuchado más este año, ahí está marcando la diferencia Wagner. A mucha distancia hay un buen compendio de artistas variaditos... Por cierto, Nox Arcana (junto con Dark Santuary y Dead Can Dance) es una banda fantástica para poner de banda sonora en las partidas de rol de terror. Y de Perturbator hablé aquí en mayo: Perturbator, el power metal del cyberpunk.

Hace años usaba estadísticas de Last.fm para decidir qué discos comprar. Más aún, en base a esta información y al gasto en discos, saqué en conclusión que me era más rentable pagar una cuenta de Spotify, que es mi principal fuente de música en la actualidad. Tengo que decir que centralizar la información sobre música en un único sitio es bastante más cómodo que andar consolidando bases de datos de cada reproductor cada dos por tres y tener que revisar los meta-tags de los mp3. De este modo, el combo Last.fm + Spotify me simplifica bastante las cosas.

4 de enero de 2017

Bathory: Twilight of the Gods

Montañas gélidas y ardiente ardiente amanecer, muerte y desolación épicas.

Corría el '91, la gente andaba flipando con el grunge de Kurt Cobain y todavía no había pasado aquello de quemar iglesias por el norte de Europa (pero todo se andaría)... Quorthon, el mesías del Viking Metal, se la sacaba una vez más y nos invitaba a un viaje onírico y mágico, épico y seminal... un viaje conocido como "Twilight of the Gods" (El Ocaso de los Dioses). La portada, al estilo de Bathory, ya es una declaración de intenciones.

El título homónimo del disco, el Twilight of the Gods, arranca acústico y descarnado y va ganado densidad, peso, forma... hasta que se convierte en un viaje mágico e iniciático de 11 minutazos. "Through Blood by Thunder" profundiza en las líneas de la anterior y con su medio tiempo prepara el terreno para  "Blood and Iron", uno de los principales temazos del álbum. Punteo inicial preciosista seguido de una intensidad difícilmente transmitible. Y sin abusar del ruido clásico del metal extremo, ojo. Intensidad y pasión autocontenidas, moldeadas y destiladas hasta lograr su pureza máxima.

"Under The Runes", "To Enter your Mountain" y "Bond of Blood", son tres temazos más que se suman a lo mejor de la banda y dan cuerpo al disco. Serías las típicas pistas que en otro disco brillarían con luz propia, pero que aquí se eclipsan unas a otras.

A este disco se le ha acusado de ser más light que los anteriores y bueno, es verdad que es más ligero, pero eso no quiere decir que sea peor ni muchísimo menos. Es más asequible en tanto que la agresividad no se deja ver bien en cada riff y en cada blast, pero ahí está. Digamos que es una violencia flemática.

Y ahora, queridos lectores, llega "Hammerheart", el disco que cierra el redondo y deja lo anterior a la altura del grunge. Si tuviera que elegir una única composición de Bathory no dudaría ni un segundo que sería este "Hammerheart". El tema se articula alrededor de la melodia de The Planets de Gustav Holst y resulta más solemne que épico, más profundo que intenso, más melancólico que rabioso. Genera una atmósfera de recogimiento, de descanso, de retorno al hogar que no se puede expresar con palabras. "Hammerheart" es eso y mucho más, pues fue el broche de oro de la despedida a Quorthon, su fin del camino. Lo único que podemos lamentar del tema es su corta duración.

3 de enero de 2017

Repaso del 2016 y propósitos frikis para el 2017

Henos aquí, un año más, haciendo repaso del 2016 y pensando a qué dedicar el año entrante. En estas fechas abundan los post sobre propósitos y yo no voy a ser menos, que tengo algo abandonado el blog.

Del 2016 que se va...

El año pasado mi principal actividad rolera se centró por una parte en CdB Engine y las cosinas publicadas en su Patreon asociado, y por otra en partidas varias a clásicos como La llamada de Cthulhu y Vampiro. Si no me falla la memoria también hubo algo de Kult, Eclipse Phase, Pendragon y Ciberpunk 2020. Y hasta intentamos grabar una partida del Frankenstein para Halloween (cosa que no conseguimos: resultado aquí).

Juegazo de los 90: la muerte es sólo el principio

Aunque haya un montón de nombres de juegos (de juego muy molones además), la verdad es que en mi grupo apenas tuvimos ocasión de tirar muchos dados. También es cierto que una parte del ocio la han absorbido los juegos de mesa (recordad: el nuevo Magic). Del Heroquest hasta el Xia (muy guay, por cierto), pasando por todas las veces que el mundo sucumbió a los primigenios (en el Arkham o en Eldritch), tocamos un poco todos los palos y nos quedaron juegos por estrenar.

Y tú escoges el motor, escudos y armamento de la nave (¡si lo puedes pagar!)

Como novedad que ha llegado para quedarse está en Dreadball, una especie de Bloodbowl, pero en futurista y con importantes cambios. Es un juego más rápido y dinámico que el de Workshop y aparentemente la suerte influye menos. Yo he escogido el equipo de marcianos (los de Mars Attack), que son totalmente retros, con sus cascos y sus pistolas de rayos (¡que puedes usar en el juego!). Ack Ack Ack!

Al 2017 que llega...

Llegados a este punto toca mirar al futuro. En el terreno rolero quiero continuar con mi campaña de Vampiro, para la que estoy desarrollando una enorme ciudad (con 200 PNJs) partida a partida y poco a poco. Y creo que es importante hacerlo poco a poco, porque así no caigo en la trampa de hacerlo de cualquier manera con tal de terminar rápido.

El gótico-punk original no tenía mucho que ver con el manga de la 3ª edición

Tengo unas cuantas cosas a medio escribir que estaría bien terminar. Desde varias partida de La llamada de Cthulhu, Vampiro, Cyberpunk 2020 y Europe 1900, a versiones reducida, adaptadas y apañadas del Trasgos & Mazmorras y del C-System, pasando por varios entornos de campaña (por llamarlos de alguna manera) con nombres en clave como Falsos Profetas (un cruce entre Kult, Hellblazer y Mago), Epsilon V (ambientación de ciencia ficción en el que la humanidad descubre que sólo es tierra de nadie en una especie de guerra fría galáctica), Ácido espacial (donde PJs de space opera se mueven en un mundo hard-cifi), Zyberpunk (ambientación zombie para CP2020) o el juego de rol de Collapsis, construido sobre CdB Engine. O sea, que tengo la de dios empezado y digamos que me gustaría ver algo terminado.

Así es más o menos como preparamos los DJ las partidas...

En el plano miniaturil tengo abierta la línea de Dreadball y de momento tengo que terminar de pintar mis marcianitos. Aunque esto es solo el comienzo. El año pasado estuve dando la vara bastante en mi grupo friki local para meterlos en el mundillo de los wargames y parece que la cosa resultó más o menos.

No os hagáis ilusiones: en Dreadball es muy difícil matar a alguien

Aunque siempre he sido un enamorado del Warhammer 40.000 2ª edición (mucho material aquí), que tiene relativamente pocas minis, mucho equipo, muchas reglas, mucho azar y mucha diversión, parece que W40K no será el juego elegido y por un buen motivo: muy caro para empezar de cero. Tras deliberaciones varias al final la cosa está entre Deadzone e Infinity, y aunque hay una clara ventaja para los gallegos veremos si termino con unos cuantos enforcers o nipos cibernéticos.

Estos deben ser escoceses...

Tengo otro viejo proyecto y es pintar todas las minis sueltas que uso en las partidas de rol tipo D&D, donde hay sobre todo miniaturas de Warhammer Fantasy y del Señor de los Anillos (de GW y algo de la mítica Mithril). En un mundo perfecto ampliaría también la colección, un hombre puede soñar...

Me molaría mucho poder terminar los ejércitos que tengo a medias de la guerra de los 100 años para DBMM (a 15mm) y hacer unas demos por aquí o terminar mi pintar lo que tengo de Warhammer 40.000 pero soy consciente de que no tengo tiempo para todo, hay que tratar de focalizarse un poco y ni uno ni otro wargame son cosas que exploto actualmente.

Así la cosas, el plan para este año sería:
  • Continuar escribiendo la ciudad de Vampiro.
  • Terminar de escribir partidas a medias.
  • Terminar alguna de las ambientaciones.
  • Pintar equipo de Dreadball.
  • Montar (y pintar) una banda para Deadzone o Infinity.
  • Pintar minis genéricas para partidas de rol.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...