3 de enero de 2017

Repaso del 2016 y propósitos frikis para el 2017

Henos aquí, un año más, haciendo repaso del 2016 y pensando a qué dedicar el año entrante. En estas fechas abundan los post sobre propósitos y yo no voy a ser menos, que tengo algo abandonado el blog.

Del 2016 que se va...

El año pasado mi principal actividad rolera se centró por una parte en CdB Engine y las cosinas publicadas en su Patreon asociado, y por otra en partidas varias a clásicos como La llamada de Cthulhu y Vampiro. Si no me falla la memoria también hubo algo de Kult, Eclipse Phase, Pendragon y Ciberpunk 2020. Y hasta intentamos grabar una partida del Frankenstein para Halloween (cosa que no conseguimos: resultado aquí).

Juegazo de los 90: la muerte es sólo el principio

Aunque haya un montón de nombres de juegos (de juego muy molones además), la verdad es que en mi grupo apenas tuvimos ocasión de tirar muchos dados. También es cierto que una parte del ocio la han absorbido los juegos de mesa (recordad: el nuevo Magic). Del Heroquest hasta el Xia (muy guay, por cierto), pasando por todas las veces que el mundo sucumbió a los primigenios (en el Arkham o en Eldritch), tocamos un poco todos los palos y nos quedaron juegos por estrenar.

Y tú escoges el motor, escudos y armamento de la nave (¡si lo puedes pagar!)

Como novedad que ha llegado para quedarse está en Dreadball, una especie de Bloodbowl, pero en futurista y con importantes cambios. Es un juego más rápido y dinámico que el de Workshop y aparentemente la suerte influye menos. Yo he escogido el equipo de marcianos (los de Mars Attack), que son totalmente retros, con sus cascos y sus pistolas de rayos (¡que puedes usar en el juego!). Ack Ack Ack!

Al 2017 que llega...

Llegados a este punto toca mirar al futuro. En el terreno rolero quiero continuar con mi campaña de Vampiro, para la que estoy desarrollando una enorme ciudad (con 200 PNJs) partida a partida y poco a poco. Y creo que es importante hacerlo poco a poco, porque así no caigo en la trampa de hacerlo de cualquier manera con tal de terminar rápido.

El gótico-punk original no tenía mucho que ver con el manga de la 3ª edición

Tengo unas cuantas cosas a medio escribir que estaría bien terminar. Desde varias partida de La llamada de Cthulhu, Vampiro, Cyberpunk 2020 y Europe 1900, a versiones reducida, adaptadas y apañadas del Trasgos & Mazmorras y del C-System, pasando por varios entornos de campaña (por llamarlos de alguna manera) con nombres en clave como Falsos Profetas (un cruce entre Kult, Hellblazer y Mago), Epsilon V (ambientación de ciencia ficción en el que la humanidad descubre que sólo es tierra de nadie en una especie de guerra fría galáctica), Ácido espacial (donde PJs de space opera se mueven en un mundo hard-cifi), Zyberpunk (ambientación zombie para CP2020) o el juego de rol de Collapsis, construido sobre CdB Engine. O sea, que tengo la de dios empezado y digamos que me gustaría ver algo terminado.

Así es más o menos como preparamos los DJ las partidas...

En el plano miniaturil tengo abierta la línea de Dreadball y de momento tengo que terminar de pintar mis marcianitos. Aunque esto es solo el comienzo. El año pasado estuve dando la vara bastante en mi grupo friki local para meterlos en el mundillo de los wargames y parece que la cosa resultó más o menos.

No os hagáis ilusiones: en Dreadball es muy difícil matar a alguien

Aunque siempre he sido un enamorado del Warhammer 40.000 2ª edición (mucho material aquí), que tiene relativamente pocas minis, mucho equipo, muchas reglas, mucho azar y mucha diversión, parece que W40K no será el juego elegido y por un buen motivo: muy caro para empezar de cero. Tras deliberaciones varias al final la cosa está entre Deadzone e Infinity, y aunque hay una clara ventaja para los gallegos veremos si termino con unos cuantos enforcers o nipos cibernéticos.

Estos deben ser escoceses...

Tengo otro viejo proyecto y es pintar todas las minis sueltas que uso en las partidas de rol tipo D&D, donde hay sobre todo miniaturas de Warhammer Fantasy y del Señor de los Anillos (de GW y algo de la mítica Mithril). En un mundo perfecto ampliaría también la colección, un hombre puede soñar...

Me molaría mucho poder terminar los ejércitos que tengo a medias de la guerra de los 100 años para DBMM (a 15mm) y hacer unas demos por aquí o terminar mi pintar lo que tengo de Warhammer 40.000 pero soy consciente de que no tengo tiempo para todo, hay que tratar de focalizarse un poco y ni uno ni otro wargame son cosas que exploto actualmente.

Así la cosas, el plan para este año sería:
  • Continuar escribiendo la ciudad de Vampiro.
  • Terminar de escribir partidas a medias.
  • Terminar alguna de las ambientaciones.
  • Pintar equipo de Dreadball.
  • Montar (y pintar) una banda para Deadzone o Infinity.
  • Pintar minis genéricas para partidas de rol.

Publicar un comentario
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...