5 de enero de 2017

Un año de música


Sé que este post puede parecer raro, pero me reconozco como un adicto a las estadísticas. De tablas de amortización a gráficas con la evolución de las habilidades de los PJs de mis campañas de MERP (sí, lo hago, ¿qué pasa? ¿Os juzgo yo a vosotros acaso? xD), y me gusta recopilar información y luego regodearme en ella. Allá vamos...

El otro día entraba en Last.fm a mirar no sé qué y vi que había una especie de informe estadístico sobre mi música en 2016, y yo que soy un friki de los análisis allá que me metí. Para el que no la conozca, Last.fm es una web que principalmente recopila datos de la música que escuchas y que tiene integración directa con Spotify, así que para qué pedir más.

Entrando en materia, mi 2016 estuvo marcado por un evento concreto: El Anillo del Nibelungo. Es una obra taaaan larga que escucharla entera una única vez trastoca las estadísticas de todo el año.


Ahí aparece Wagner y su obra "tolkeniana" como comentaba antes. Esas 279 escuchas de El Anillo del Nibelungo es simplemente por haber escuchado una vez la ópera entera (el resto de Wagner se reparte entre Tristan e Isolda y Parsifal).

Puede parecer que escuchar música de más de 700 autores y más de 1000 discos sea mucho, pero en realidad no lo es si pensamos que muchos temas salen de listas de reproducción variadas donde durante horas puedes estar escuchando temas sueltos de diferentes autores.

Sobre el tema más escuchado del año, Lady in The Lamp (Avatarium), es simplemente espectacular.


Siguiendo con el análisis, puedo ver que casi todo lo que escucho se concentra en los días de semana y en horarios laborales... Vamos, que el grueso de la música la oigo en el trabajo.

Por géneros ahí está Classical (que en realidad es ópera en su mayoría) seguido de varios estilos de metal (Death, Black, Doom y Metal en genérico), y esto es así porque suelo usar la música para aislarme acústicamente en el trabajo y así poder concentrarme mejor. Puede parecer raro, pero no hay nada mejor con una pantalla de gutural y ruidoso death metal para poder ignorar las conversaciones a un metro de ti y poder centrarte en lo tuyo.


En cuanto a qué grupos he escuchado más este año, ahí está marcando la diferencia Wagner. A mucha distancia hay un buen compendio de artistas variaditos... Por cierto, Nox Arcana (junto con Dark Santuary y Dead Can Dance) es una banda fantástica para poner de banda sonora en las partidas de rol de terror. Y de Perturbator hablé aquí en mayo: Perturbator, el power metal del cyberpunk.

Hace años usaba estadísticas de Last.fm para decidir qué discos comprar. Más aún, en base a esta información y al gasto en discos, saqué en conclusión que me era más rentable pagar una cuenta de Spotify, que es mi principal fuente de música en la actualidad. Tengo que decir que centralizar la información sobre música en un único sitio es bastante más cómodo que andar consolidando bases de datos de cada reproductor cada dos por tres y tener que revisar los meta-tags de los mp3. De este modo, el combo Last.fm + Spotify me simplifica bastante las cosas.
Publicar un comentario
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...