15 de marzo de 2017

Sapistri


Todo el mundillo friki está hoy celebrando el 80 aniversario de la muerte del Maestro de Providence, pero no cabe duda es uno de los grandes patrones de lo nuestro. H. P. Lovecraft es una de las mayores influencias en la literatura de terror contemporánea y todo eso, sí... ¿Pero qué pasa con Ibañez? Y no me refiero al escritor de Aquelarre (sin desmerecerle, claro), sino al celebérrimo creador, entre otros, de Mortadelo y Filemón, que hoy cumple años.


He estado buscando un buen rato alguna imagen adecuadamente cthulhiana que aunase la grandiosidad del primigenio y de los agentes de la T.I.A., pero no encuentro ninguna, así que habrá que conformarse con pulpos azules...


Como no me siento capacitado para hablar del mayor genio del slapstick (con permiso de Jan y Cera), voy a dejar este enlace mortadelo-filemon.es para que os deis un garbeo.

Mortadelo y Filemón es la creación más popular, pero no la única, claro. Un servidor se aficionó primero al Botones Sacarino, pero corcho, hay que entenderme: ¡todavía no había aprendido a leer!

Además de las historietas de Mortadelo y Filemón, agencia de información, donde las aventuras duraban unas pocas páginas como mucho, también leí con fruición las historias de Rompetechos y de 13 Rue del Percebe, ese edificio de vecinos pintorescos con historias de una sola viñeta y que ha inspirado dos series españolas: Aquí no hay quien viva y La que se avecina.


Hasta que no fui un poco mayor no me puse a leer las historias largas, que tenían bastante más enjundia pero son muy difíciles para alguien que leía todavía sílaba a sílaba. Creo que mi primera historia fue la de Gatolandia 76 (si tenéis añoranza de ver las portadas o ubicarlas temporalmente, aquí hay una buena recopilación: portadas de Mortadelo y Filemon).

En fin, que uno es un gran aficionado a los cómics, muy fan de la espada y brujería de Conan, de la violencia del cyberpunk, de lo gore y lo fantástico, de Lovecraft y Poe, de los vampiros y el terror sobrenatural contemporáneo... pero siempre habrá un lugar para el humor blanco de Francisco Ibañez y su ralea.


Publicar un comentario
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...