5 de abril de 2017

Ghost in the Sell - Live Motion Edition


Este fin de semana por fin pude ver la esperada versión en live motion de Ghost in the Shell y como cabía esperar fue un auténtico espectáculo visual. Pero esto era algo que ya suponíamos, la verdadera pregunta es, ¿está tan bien como el maga o el anime? Vaya por delante que yo el manga no lo he leído, así que no puedo opinar, aunque supongo que hay mucha menos distancia del manga al anime que del manga al live motion.

Como era de esperar es un derroche de bellos efectos especiales al estilo del cyberpunk japonés, esto es, mucho más cyber que punk. Han adaptado toda la estética para aproximarse a lo quehoy en día esperaríamos del futuro y creo que lo han hecho muy bien.

La polémica de que la Mayor Motoko fuese una actriz occidental y no oriental queda bien solucionado y no es plan de explicar el porqué porque sería un spoiler. Sólo diré que facilita un poco el asunto cuasi transhumanista que tiene de fondo Ghost in the Shell, a saber, si un cyborg es mitad humano y mitad máquina, ¿es una persona o es una cosa?


La película en sí sigue siendo un thriller, y la historia es a grandes rasgos la misma que en el anime, manteniendo en la base el mismo tipo de relaciones humanas (o cibernéticas) que se dan en la obra original. No hace falta forzar romances o explotar el morbo más allá de lo necesario, lo importante es la lealtad entre amigos.

También es muy de agradecer que no hayan explotado demasiado las bellas formas de Scarlett Johanson más de lo necesario. El personaje tiene el diseño que tiene y es uno de los grandes errores de la obra original a mi entender, pero por lo menos ni en el anime ni en esta versión han profundizado en las cuestiones sexuales, cosa que distraería del verdadero fondo, la psicología de los ciborgs y el transhumanismo.

Sin embargo no todo es bueno y esta nueva versión de Ghost in the Shell no ha estado a la altura de la propia franquicia, sobre todo en la parte tocante a la filosofía, que está muy aguda en comparación al manos al anime, aún contado la película con 20 minutos más de metraje.

Los otros puntos regulares para mí son el antagonista, Kuze, que casi parece infantil en comparación con Puppet Master y el hecho de que la Sección 9 es prácticamente irrelevante, quedando casi reducida a la Mayor, con apariciones puntuales de Batou y el jefe Aramaki. Es particularmente molesta la ausencia de Togusa, el miembro de la Sección 9 cuya principal característica es que es completamente humano, cosa que tiene importancia en toda la cuestión transhumanista que siempre está de fondo en GitS.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...