3 de julio de 2017

Conjuros fuertemente corrosivos

Mazirian se frotó la barbilla. Al parecer iba a tener que capturar a la muchacha por sí mismo. Más tarde, cuando la negra noche se extendiera sobre el bosque, revisaría sus libros en busca de conjuros para protegerle a través de los impredecibles claros. Eran conjuros fuertemente corrosivos, de tal naturaleza que uno atormentaría el cerebro de un hombre ordinario y dos lo volverían loco. Mazirian, gracias a intensos ejercicios, podía abarcar cuatro de los más formidables, o seis de los conjuros menores.

Mazirian el mago. Jack Vance.
Publicar un comentario
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...