18 de julio de 2017

El fénix en la espada

Conan sintió que el alma lecardia y comenzaba a salirse de su cuerpo para hundirse en los abismos amarillos del horror cósmico que brillaban con fantasmagórico resplandor en el caos informe que crecía a su alrededor. Aquellos ojos crecían y crecían, y Conan vislumbró en ellos la realidad de todos los horrores abismales y blasfemos que acechaban en la oscuridad exterior del vacío informe, y de los negros abismos siderales. Abrió su boca manchada de sangre para gritar su odio y su repugnacia, mas de los labios solo le surgió un chasquido.

El fénix en la espada. Robert E. Howard.
Publicar un comentario
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...