23 de noviembre de 2018

El cyberpunk es ahora

Llevamos años leyendo acerca de que el cyberpunk es algo del presente, del día a día. Hay muchos elementos que hace poco serían considerados de ciencia ficción, que se han popularizado a gran velocidad. Otros, aunque no sean accesibles a todo el mundo, están mucho más cerca de nosotros que de las novelas cyberpunk.

No hace falta irnos a que tenemos implantes cibernéticos cada vez más funcionales e incluso gente que son considerada ya como los primeros ciborgs, simplemente tenemos que pensar en cosas más profanas y cercanas a todo el mundo, como la electrónica de consumo. Todos llevamos ordenadores de bolsillo, estamos conectados permanentemente a internet y llevamos dispositivos conectados por bluetooth a otros dispositivos, y lo hacemos sin ser conscientes realmente de lo que esto supondría hace 20 años.

Estos días se han empezado a presentar los primeros teléfonos móviles con pantallas flexibles y aunque la mayoría están lejos del objetivo, seguramente en 2 años serán algo bastante común. Pasará que la gente los usará para leer el periódico o jugar al Candy Crush de turno, pero eso no lo hace menos fantástico. 

Otro de los avances tecnológicos que estoy siguiendo de cerca, muy alejado de la electrónica de consumo, es el de la exploración espacial. Parece ser que estamos viviendo una edad de plata en esto de lanzar cohetes y hace poco escuchaba en un podcast como la agencia espacial japonesa estaba previendo poder mantener un ritmo de uno o dos lanzamientos semanales. Otras agencias tienen calendarios similares, lo que hace que haya bastantes empresas, públicas y privadas, poniendo satélites ahí arriba. Si lo miramos con la perspectiva adecuada lo que podemos ver es un planeta estableciendo sus primeros espacio-puertos.

En otros campos relacionados con lo cyberpunk, conceptos como el de "high-tech, low-life" siguen tan presentes como siempre. De vez en cuando me viene a la mente una charla TED en la que un ingeniero africano hablaba de tecnología e innovación y explicaba que donde estaba habiendo una verdadera revolución era en los países del tercer mundo que usaban tecnología para sobrevivir que en los industrializado y ricos países occidentales se destina al ocio. Aunque esta aseveración no vaya en el mismo sentido que el "high-tec, low-life" del cyberpunk, desde luego el fondo termina siendo el mismo: hay lugares donde el nivel socioeconómico es una mierda pero la tecnología moderna es suficientemente barata como para ser ampliamente utilizada.

Puede que todo esto sea un poco fliparse, vale, pero es una sensación que tengo de modo más o menos continuo desde hace tiempo, con algunos momentos de exaltación como cuando me vino a la cabeza la idea de los espacio-puertos, algo que está pasando, en mi planeta, aquí y ahora.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...