27 de marzo de 2019

La nueva directiva de copyright, los blogs como este y el sueño de los justos

No voy a entrar en el tema de que tras las leyes de protección del copyright se esconde una herramienta potentísima para la censura política por una parte y la imposición (más si cabe) de oligopolios mediáticos como única fuente de noticias y contenidos. Es un tema harto tratado en muchos más sitios.

Algoritmos de autocensura y mafias del copyright

El asunto del que quiero escribir es qué pasará con blogs como este, personal y sin el mayor ánimo de lucro posible, que es servido desde una plataforma de una de esas multinacionales que se va a curar en salud a la mínima que lo necesite.

¿Qué va a pasar con todas las imágenes que hay subidas a este y otros blos de las que no tenemos el permiso explícito para usarlas ya que a nadie en su sano juicio se le ocurre pensar que eso pudiera ser un problema para nadie.

Podría pensarse que se pueden usar imágenes bajo licencia libre y que con eso bastaría, después de todo muchas de las imágenes las metemos porque son chulas, no por necesidad, así que no nos pasaría nada por usar imágenes libres aunque sean menos chulas. ¿Y cuando se trate de una reseña qué?


¿No puedo subir yo esta imágen si estoy reseñando Sturm und Drang? Pues va a ser que no, y no por las licencias en sí de las imágenes, sino porque los algoritmos de Google (o Wordpress) van a preferir censurar la imagen preventivamente antes que lidiar con un potencial problema legal.

Y no es que haya que temer a la buena gente tras esta obra concreta (que de hecho se publica bajo licencia libre), sino porque como sucedió en los años de auge de la piratería con la SGAE, seguramente salgan asociaciones de autores y gestoras de diverso pelaje listas para entonar aquello de "qué hay de lo mío" a los propietarios de toda plataforma de contenidos que se acerque de visita por Europa.

De aquí a 2 años probablemente veamos a los dueños de las plataformas implementar medidas que eliminarán la gran mayoría de las imágenes y/o que impondrán potentes filtros para subir nuevas imágenes. Y lo mismo pasará con las citas si las consideran muy largas. Y no será tanto un problema real de infracción de copyright con aviesos fines comerciales como de automatización de la censura preventiva.



¿Y qué pasará con fotos como esta de una de mis partidas de warhammer? ¿Podrá alguien o algo determinar si infringe la directiva teniendo en cuenta que las miniaturas y logos de las cartas tienen copyright?

¿Tiene algún sentido todo esto? Y lo más importante, ¿tiene solución? Pues evidentemente tiene solución, tanto política como tecnológica. La primera implicaría que los políticos y burócratas entrasen en razón y evitasen dejarse manipular por los lobbys mediáticos, cosa rara. La segunda es que con los años las IA implicadas en detectar infracciones de copyright estén suficientemente afinadas para poder evitar tanta censura preventiva. El problema es que para entonces ya estará todo tan profesionalizado que seguramente no haya el espacio y accesibilidad necesario para la independencia que ha reinado todos estos años, que es en buena parte la gracia del asunto.

Del 2010 al 2012

Sea como fuere, este año estoy culminando un proceso, que empecé hace ya algún tiempo, de desconexión de internet. El empuje inicial fue el escándalo de Cambridge Analytics y la semana pasada, el asunto de Menéame fue la gota que colmó el vaso: decidí dar un paso atrás, abandonando foros y redes sociales (excepto Twitter en la que extrañamente consigo mantener su toxicidad a raya).

Estas últimas semanas me he reconciliado con mi feed de blogs y podcasts y creo que va siendo hora de que pase a tener un perfil más bajo en internet, menos interactivo y ruidoso, mucho más cómodo y relajado.

Echo la vista atrás y miro estos 12 años de blog y sus números: algo más de 250.000 visitas a través de 500 publicaciones (en realidad más, porque de cuando en cuando he entrado a hacer limpieza). Tampoco creo que haya sido tanto, pero ojo, que todo eso es parte de mi vida y no quiero perderlo. Como friki de las estadísticas que soy, las he estado mirando con regularidad durante casi todo este tiempo y si bien sé que tengo unos pocos lectores que siguen entrando a leer cuando publico algo y la mayoría de las visitas nuevas llegan desde Google, actualmente una buena parte del tráfico son bots y esta tendencia está al alza.

De vez en cuando, cuando entro a ver algún post viejuno para arreglar alguna imagen rota o algo así, me fijo en los comentarios y veo que muchos son de insignes blogueros que hace años que lo dejaron. Son hermanos de batalla caídos, gente que tenía un humilde blog como yo tengo este y lo dedicaban a sus frikadas. La familia, el trabajo, el desgaste, las cosas de la vida... He aquí que veo a mis hermanos y mis hermanas...

Juntos construímos la primera gran comunidad rolera abierta en español. Digo comunidad porque las plataformas de blogs permitieron que cualquiera se creara una web y abierta en el sentido de no depender de una plataforma relativamente cerrada como es un foro, un canal de chat o una lista de correo.

Tampoco digo que lo de antes fuese mejor ni mucho menos. Mecenazgos, patreons, canales de youtube, rol por streaming, podcasts, redes sociales especializadas, jornadas online... ¡La comunidad rolera en internet está de puta madre! Es sólo que mi momento fue del 2010 al 2012, los años de Telperion y del Carrusel Bloguero de Juegos de Rol, de la Sociedad Gastronómica de Roleros Irredentos y las pizzas cuadradas, cuando nos vinimos arriba y quisimos sacar un juego de rol steampunk y llegamos a plantear un borrador para otro basado en Jabato (perdimos el momentum y ambos proyectos quedaron en nada).

Hoy me siento cansado. Pero no del blog ni mucho menos del rol (llevo 25 años jugando una media de una partida a la semana), sino de internet como herramienta de comunicación interactiva. Hay demasiado ruído ahí afuera y últimamente me cuesta más oír mis propios pensamientos. Y sincera y sencillamente no me apetece tener que adaptarme a un nuevo ecosistema bloguero.

El sueño de los justos

¿Y qué voy a hacer con el blog? En cierto modo y en la medida en que las leyes que los lobies desarrollen y las mafias que las ejecuten lo permitan, dejarlo donde está. Hay post a los que les tengo cariño y me gustaría que se quedasen ahí, porque el mejor sitio donde tener un texto es un blog, no una red social con un timeline perecedero. Lo que sí haré será eliminar los de carácter más personal, de modo que este blog quedará como un repositorio de artículos frikis.

De momento quiero escribir algún post sobre mis 25 años jugando a rol, pero estoy empezando a entrar en modo "ahorro de energía", cual rober sepultado por las arenas marcianas.

Por mi experiencia leyendo otros blogs sé que este tipo de explicaciones no pedidas no van a ninguna parte y suelen importar poco, pero desde hace bastante siento que si publico algo implica una especie de compromiso y entonces tengo que seguir publicando a menudo... Sé que es una chorrada, pero en el fondo este tipo de post son una declaración de intenciones más para los que las escribimos que para los que las leeis.

7 comentarios:

  1. Lo que ha aprobado el Parlamento europeo es una directiva, asi que hasta que no hagan la ley aqui en España, no habra efectos juridicos (bueno, no es del todo cierto pero a efectos practicos si que es cierto). Siendo la ley como es, yo creo que se hará algo de jurisprudencia (el tribunal europeo que pertoque dirá algo) y quedará en menos. La jurisprudencia es una fuente del derecho y al final, es cuando una norma no es muy clara, la "interpreta". Ahora es cuando esa mania de no transponer las directivas, nos irá bien y todo...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los estados miembros tienen 2 años para hacer sus leyes, pero tarde o temprano, sino entran antes en razón, llegará. De todos modos tampoco hay muchos motivos para ser optimistas, España es bastante puntera en cuanto a leyes de copyright restrictivas.

      Sea como sea, yo el blog no tengo intención de cerrarlo. Incluso tengo algunas cosas que publicar en la recámara, pero en todo caso lo que me queda es echar los restos.

      De todos modos todo esto no quita que tú publiques cuando quieras, claro.

      Eliminar
    2. Incluso una ley hecha, no quiere decir que entre en vigor el mismo dia que publican, la propia ley puede especificar cuando entra en vigor... pero eso ya es harina de otro costal. Al final, saldra la picaresca, y seguiremos en las mismas... cojo las imagenes y las retoco y ya no son de quien las hizo, blablabla... pero si que es cierto que de poco en poco se legisla contra la persona...leo la nueva ley organica de proteccion de datos y me revienta la cabeza...

      Eliminar
  2. A mi también me toca bastante las narices el sinsentido de fondo de esta reglamentación. Porque si se quiere proteger al propietario de la propiedad intelectual, a costa de dañar a las personas que creamos contenido por amor al arte (rendimiento económico cero, únicamente la satisfacción de seguir manteniendo el frikismo a flote) pues mal vamos.

    Por mi parte seguiré escribiendo mientras me lo pase bien y me dejen las leyes de la internet no tan libre que tenemos.

    Vamos a toda hostia hacia el futuro de Cyberpunk 2020, pero con una gran diferencia: no tenemos nuestro puto coche volador.

    Un abrazo de otro replicante.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues ya nos leemos por la red de redes. No dudes que estamos ya en Cyberpunk 2020, de hecho estamos practicamente en la Europa que Podsmith y sus colegas predijeron.

      Eliminar
  3. Estoy de acuerdo en que esto no es una directiva muy positiva y que sentiremos sus efectos negativos en el futuro. Y al ser directiva europea... terminará aplicándose porque son de obligado cumplimiento. Mirad el RGPD.

    Y yo también he dejado las redes sociales. La semana que viene cierran G+ y no me mudo a ningún sitio. Solo estoy en el grupo de Telegram de la SGRI, pero me cuesta considerarlo una red social :D.

    Yo he vuelto a escribir en mi blog (al ritmo de una entrada semanal), a leer y comentar en otros blogs, a leer foros y ciertas páginas frikis y no frikis. Y es suficiente. No necesito las redes sociales para ser feliz, ni para mantenerme "informado".

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo nunca he dejado de lado los blogs y los foros y si bien es cierto que de un tiempo a esta parte veo más movimiento bloguero, ya me encuentro un poco fuera de lugar en ellos. Siento que mi tiempo ha pasado por decirlo de alguna forma.

      Pero tú sigue escribiendo, que eres una de mis referencias ;)

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...