20 de marzo de 2019

Recordando del pasado: Estigia DD6

Este fin de semana he estado haciendo arqueología en mis viejas redes sociales y me he encontrado con un montón de fotos de la mayor partida que jugué de Warhammer 40000, tanto en puntos, como en tamaño de mesa y número de participantes. Esta fue, sino recuerdo mal, la segunda de una serie que mi compañero de club de entonces, Strategus Maximus (del blog VIIII Legion), tuvo a bien llamar Estigia DD6.

Corría el abrasador verano barcelonés de 2011 cuando nos encontramos en los sótanos del club unas mesas escénicas entre las que se encontraba una enorme mesa modular. Parece ser que habían sido hechas por otro club y que se habían usado en una tienda en un tiempo y lugar totalmente ajenos a mí.

Como andaba dando la vara con jugar a la mejor edición de Warhammer 40000, tras algunas pruebas para recordar reglas nos lanzamos a una serie de macropartidas a un montonazo de puntos por bando con la mesa modular. Como han pasado 8 años y medio espero que entendáis que no recuerdo prácticamente nada. El resultado puede verse bajo estas líneas. Mirad que contentos estamos todos 😄. Por cierto, el de la camiseta de Fanhunter es El Devorador de Torreznos, colaborar de este blog.


Como se puede ver, la mesa no es precisamente pequeña. Al ser modular se podía montar de diversas formas y con distintos tamaños, pero para esta batalla se dispuso del mayor tamaño posible. ¡Aquí es donde las armas pesadas de 180cm de alcance tienen sentido!


La batalla fue a un gritón de puntos, y los bandos fue lo típico de Imperio (Ángeles Sangrientos, Lobos Espaciales y creo que unos pocos guardias imperiales) contra caos y orkos. El ejército del caos era moderno (léase de 5ª), pero los pieles verdes eran los adecuados, con sus orkos del clan Goff de la caja de 2ª y todo.


Estos intrépidos motoristas de los Lobos Espaciales no dan muestra de ello, pero hacía un calor de espatarrar en esa sala. Sin ir más lejos, un rayo de sol como el que cae sobre el puente hacía 1D3 heridas.


¿Véis esa carta de reborde verde encima de la mesa? Eso significa que ahí estaba un estrambótiko orko (el psíquico), que si no recuedo mal creo que le explotó la cabeza en un espectáculo de luz y color, no sin antes hacer destrozos al estilo orko en los turnos anteriores, claro.


Mirad como avanzan mis locuelos marines de la Compañía de la Muerte. Podrían pasar por marines intrépidos y aguerridos, pero no, es que estaban obligados a ir de frente contra lo más cercano (con destructivo resultado normalmente).


¿Os podéis creer que el tecnomarine sigue exactamente con la misma pintura después de todos estos años? Por cierto, en 2ª edición era obligatorio meterlo si querías cojer cosas como rhinos o predators de la lista de ejército, algo que yo he mantenido siempre que he podido en todas las demás ediciones a las que he jugado.


En esta foto se puede ver que la mesa tiene varias alturas, dando juego a unas líneas de visión mucho más interesantes y favoreciendo a las unidades que podías volar siempre y cuando Nurfle esté de tu lado, ya que en esta edición siempre te dispersas al aterrizar (a no ser que juegues con los enchufados de la casa, los Eldar, que no se dispersan).


Los Jabalíes Orkos avanzan junto con un Rhino del Caos y justo detrás, Exterminadores del Caos de ellos. Creo recordar que la Compañía de la Muerte se dirigía justo hacia los pielesverdes. La carta que se ve en primer plano seguramente sea algún tipo de poder psíquico alienígena.


Mientras tanto, en el otro lado de la mesa el juego se centraba más en disparos a larga distancia. De hecho los orkos de Segunda Edición podía montarse como una horda de disparo bien maja... sólo había que procurar que las masas de Gretchings no molestasen demasiado.


Sólo una de las motos parece haber llegado a la posición elevado contraloda por Marines del Caos y lo que parece una vil catapulta de garrapatos. ¡No dejéis nunca que os ataquen con una o se comerán vuestros Dreadnoughts!


Aquí se puede ver el grosor de la mesa. Ya os podéis imaginar lo que ocupaba estando desmontada.


No os dejéis engañar por la afable sonrisa del Venerable Jordi (el de la camisa), era uno de los más malvados. El que se mueve más rápido que el obturador de la cámara, por cierto, es Strategus Máximus.


La típica escuadra de combate de la que todo el mundo se olvida y que puede dar un susto cuando menos te lo esperas: el rifle de plasma no era algo menor precisamente en esta edición.


Y para terminar, una visión desde el punto de vista del Señor del Caos (el de la capa roja). No recuerdo que pasó, pero me temo que mi pobre Compañía de la Muerte tendría pocas posibilidades contra el comandante del Caos y su escolta de exterminadores.

- - -

Pues nada, hasta aquí llega los recuerdos de Estigia DD6. En nuestro club Tirant lo Dau hubo al menos otras dos partidas con espectaculares mesas de este tipo: una cabeza de playa y un área industrial en ruínas, pero de esas no tengo fotos. Parece ser que la campaña sigue viva y se pueden seguir las partidas tanto en el blog de Strategus como en el de Burt Minorrot, otro insigne compañero de batallas de entonces que no estaba en esta partida, pero que siempre amortizaba sus francotiradores Ratling en otras.

2 comentarios:

  1. Que grandes estas primeras batallas para retomar el reglamento de Warhammer 40k Segunda Edición!!!! Que buenos recuerdos!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad que sí, yo creo que es la edición más divertida por cosas como la variedad de equipo, las reglas de vehículos y los orkos en general :)

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...