9 de marzo de 2020

Coronavirus visto desde una terraza

Este fin de semana ha pasado con más parsimonia habitual, porque en vez de participar en una tertulia por streaming el sábado como vengo haciendo en las últimas semanas, tuve una comida con mi novia y unos amigos entre los que había bioquímicos. Evidentemente salió el tema del coronavirus y la crisis pandémica que se está desarrollando delante de nuestras narices.

Alguien comentó acertadamente "ya veréis como hasta el lunes no se toma ninguna medida" y efectivamente fue lo que pasó, porque el domingo, 8 de marzo, era un día lleno de concentraciones y manifestaciones por el día de la mujer, un evento con una fuerte vinculación con la agenda política actual. Era evidente que ningún político iba a asumir el coste de cancelar un evento de estas característica, aún a costa de acelerar la expansión del virus. Consolémonos pensando que muchos de ellos estaban en esas concentraciones y por lo tanto estaban igual de expuestos que el resto de la gente.

Otra persona, que trabaja en un laboratorio, comentaba que había productos y reactivos básicos en farma que habían triplicado su precio en la última semana debido al desabastecimiento y la especulación.

También se habló del famoso gel con alcohol, que la mitad llevaban encima. Es útil, pero la mayoría no lo necesitamos realmente: con lavarnos las manos con agua y jabón ya tenemos un mejor efecto.

Durante la conversación de sobremesa, en una terraza al pálido sol de marzo, mientras bebíamos cócteles, hacíamos nuestras aproximaciones al pequeño mad max que puede venir. Está claro que no va a ser el fin del mundo, pero no está demás ser precavido. Teniendo en cuenta que no va a haber un desabastecimiento real y duradero, con tener algunas cosas básicas para los primeros días de potencial pánico debería ser más suficiente.

La verdad es que es raro hablar de colapsos sanitarios inminentes mientras te tomas un trago, tratándolo todo con cierta flema británica: "ya veréis que follón vamos a tener el lunes, pero mientras tanto voy a pedirme otro Manhattan".

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Printfriendly