25 de enero de 2021

Mecenazgo: La badala de Jolene Blackcountry

Curioseando esta mañana en Verkami tras recibir una actualización de Tierras Quebradas llegué a la publicación del mecenazgo de La balada de Jolene Blackcountry, un cómic que ya en el subtítulo habla de metal hurlant, stoner y rollos psicodélicos. Es manga, vale, pero aún así incluso para mí es llamativo.


El autor, Víctor Puchalski, es alguien totalmente desconocido para mí (pero no es de extrañar pues mis conocimientos sobre cómics caben en un papel de fumar), pero mi sentido arácnido me hizo notar que era muy probable compartiésemos filias, así que seguí mirando más detenidamente.

La historia trata de una chica, Jolene Blackcountry, que viaja a un plano de existencia alternativo para buscar un movida que concede deseos o algo así. Durante su periplo hay pruebas y combates que la hacen evolucionar como persona, descubrir su destino y blablabla. Podría sonar al clásico viaje del héroe, pero yo creo más bien que todo este rollo de Jolene no es más que el McGuffin para lo que quiere el autor, que es hacer "un tebeo ayahuasco y marihuano en que trato de aunar mis influencias estéticas, generacionales y conceptuales: Manga, Star Wars, Cómic Europeo de los 70s y 80s".

Y yo no tengo ningún problema con eso, claro 😁.


La obra es una remasterización de un manga ya publicado por lo visto, pero ahora estará en formato digital y optimizado para leer desde el móvil. Cuesta 4 pavos de nada, menos que una buena pinta en una de esas cervecerías donde pinchan stoner que tanto echamos de menos en tiempos pandémicos, vamos. Lo que no nos dicen son el número de páginas, por cierto.

Pero hay más. Hay algo que definitivamente te hará ver con mejores ojos si cabe el asunto este del manga psicodélico.

Como el asunto me había llamado la atención, indagué un poco más en sus redes sociales. No solo es que haya insignes autores de cómics apoyando el proyecto como El Torres o David Rubín, es que el tal Puchalski es uno de los nuestros.

Kann es su anterior obra y según contaba hace poco más de un mes en su Facebook tenía la idea de convertirlo en juego de rol. A mí con esto me ha ganado. No hay más noticias al respecto de esto y tampoco conozco el mundo de Kann (todavía), pero desde luego apunta maneras.

19 de enero de 2021

Un sonido atronador

"Se acercaba a zancadas sobre untuosas y resistentes patas. Superaba en unos diez metros la altura de la mitad de la arbolada; un dios maligno que recoge sus delicadas garras, como pinzas de relojero, sobre su craso pecho de reptil. Cada pata un pistón, cuatrocientos cincuenta kilos de blanco hueso sumergido en gruesas fibras de músculo y todo ello envuelto en una piel guijarrosa y destelleante como la cota de mallas de un guerrero temible. Cada mulso una tonelada de músculo, marfil y acero."

Un sonido atronador. Ray Bradbury.

3 de enero de 2021

Repaso de 2020 y enfoque de 2021

Sucede que los años tienen por costumbre terminarse y a veces hacemos balance de lo acontecido. Este año ha sido particularmente raro por la consabida pandemia, los confinamientos y la forzosa necesidad de convertir en digitales casi todas las relaciones. 

Mentiría si dijese que esta nueva normalidad no me ha pasado factura en lo personal más allá que en mi tiempo de ocio, pero no quiero centrarme en temas más allá de lo aplicable al ocio.

Juegos de rol

Este año arrancaba bien combinando varias mesas de juego estables en el club al que pertenezco, pero a principios de primavera saltaba todo por los aires. Ambos grupos pasaron al online, aunque con pérdidas. En un caso de jugadores, en otro de tiempo efectivo de juego, tanto en duración de las sesiones como en frecuencia.

En uno de los grupos, donde estoy en una campaña de Cyberpunk 2020 como jugador, no hubo mayores cambios, ya que todos llevamos entorno a 20 años jugando y nos conocemos los entresijos del sistema y cambiar a una plataforma digital no supuso mayor problema.

El otro grupo es diferente porque en él saltamos más de juegos. En un contexto en el que cada mes estás jugando a algo diferente, el digital para mi gusto entorpece mucho el probar juegos complejos que sean nuevos para la mayoría.

Siendo así, en el grupo de los picaflores dejé la campaña que estaba haciendo de La llamada de Cthulhu 7ª y monté una de Ratas en las paredes, un sistema que me ha parecido razonablemente ágil y cómodo de dirigir. Otros juegos sencillos que funcionaron bastante bien en el online fueron Eirendor, Haunted House y Aventura! (basado en Eirendor).

En resumen de los juegos jugados y dirigidos, por orden de partidas, a ojo, sería algo así:

Juegos de rol como jugador:
  • Cyberpunk 2020
  • Warhammer 2ª
  • Labyrinth Lord
  • Haunted House
  • Aventura!
  • Mutantes G2
  • GURPS
Juegos de rol como narrador:
  • La llamada de Cthulhu 7ª
  • Ratas en las paredes
  • Eirendor
  • Vampiro la Mascarada V20
  • Mago la Ascensión M20
  • Cyberpunk RED (caja de inicio)

 Juegos de mesa

Los juegos de mesa este año han quedado muy relegados a un segundo plano porque las reuniones de amigos se han reducido a los meses de verano. Los juegos de mesa siempre los divido en dos grupos, diferenciado entre los que son más "de género" y los casuales para jugar con muggles, dominando muy claramente Dominion en el primer caso y Virus en el segundo y por el mismo motivo: son juegos rápidos de montar y fáciles de explicar.

Juegos de mesa:

  • Dominion
  • Eldritch Horror
  • Crónicas del crimen

Juegos de mesa muggles:

  • Virus
  • Bang!
  • Bang de samurais
  • Trivial de cartas

Propósitos para 2021 

En lo tocante a lo que quiero hacer para este año, tengo un firme propósito que no es otro más que preparar bien las partidas para acotar bien su duración. Como jugador viejo arrastro vicios y uno de ellos, puede que el peor, es planificar partidas como si fueran a continuar ad infinitum, un vestigio de mis primeros tiempos como máster, cuando quemábamos cada fin de semana jugado día y noche a rol.

Los tiempos han cambiado y no puedo seguir con ese planteamiento porque las partidas no se llegan a terminar y es muy frustrante, al menos para mí como director de juego. Y más si se trata de partidas con gente desconocida (algo en lo que precisamente pretendo ahondar este año), porque es un poco como quemar puentes.

En cuando a juegos de rol concretos, a día de hoy lo que más me pide el cuerpo es centrarme en Mundo de Tinieblas, Cyberpunk y Kult, aunque sin dejar de lado la actual campaña de Eirendor o las seguras partidas de La llamada de Cthulhu que todos los años termino haciendo.

1 de enero de 2021

Una opinión diferente sobre Cyberpunk 2077

Antes de empezar aviso que puede haber SPOILERS de la historia, porque no sé hasta qué punto se ha desvelado a través de trailers y filtraciones desde 2012 hasta su lanzamiento el mes pasado.

Cyberpunk 2077 estaba llamada a ser uno de los lanzamientos de 2020 y al final lo ha sido, aunque no por motivos que esperaba CDPR. No es difícil ver que el juego falla no solo por sus innumerables bugs (que se solucionarán con el tiempo), sino porque no parece tener un buen diseño en cuanto a las mecánicas. Dicen los que saben que no es un buen juego de acción, ni de sigilo, ni de hacking. El mundo abierto no es particularmente abierto y la mayoría de las decisiones que tomas son irrelevantes para la historia. Bien, todo esto ya se ha explicado extensamente en los ríos de tinta digital que se ha vertido en estas últimas 3 semanas.

Yo, para que os pongáis en antecedentes, soy un jugador de videojuegos totalmente casual que he acumulado horas principalmente en los Civilization 2, 3 y 4 de Sid Meier. Las cosas que para muchos son muy de 2015 en esto de los videojuegos para mí son totalmente nuevas, así que parto con la ventaja de que soy fácil de sorprender en los aspectos técnicos.

Judy, una PNJ recurrente

Donde no soy fácil de sorprender es en los aspectos más roleros. Siempre he tenido un fuerte prejuicio a aceptar un género de videojuegos supuestamente de rol y, tras terminarme este juego, puedo decir que sigo en mis 13. A día de hoy no creo que pueda generarse por ordenador la experiencia de un juego de rol "de los de mesa".

Ahora bien, a mí este Cyberpunk 2077 me ha flipado por varias cosas. Sabiendo que no es realmente un juego de rol, tanto la historia principal como esos pequeños detalles que ayudan a la inmersión en un mundo muy particular me han parecido muy buenos.

Hay que tener en cuenta que no es otro juego cyberpunk genérico más, sino que toma como base el trasfondo del propio Cyberpunk 2020 y lo evoluciona. La historia central está íntimamente ligada con Never Fade Away (la aventura de ejemplo del juego de rol) y sus protagonistas, hasta el punto en el que reconoces cada una de las escenas y escenarios que te presentan mediante flashbacks.

Pandilleros de Maelstorm

No sólo la historia es buena, sino que la sensación de moverte por una ciudad tan detallada y llena de guiños a cosas que conoces desde hace tanto ayuda a crear un efecto inmersivo muy bueno.

Silverhand, Rogue, Santiago, Alt, Bartmos, Eurodyne, Bes Isis, los Aldecaldo, Petrochem, Biotechnica, Arasaka, Militech, Netwatch, N54, el Atlantis y el Afterlife, Pacífica y los Hijos del Vudú... Son personajes, organizaciones y lugares que tenemos interiorizados desde hace muchos años.

Pero esa era la parte fácil y vistosa, el tema es que está lleno de pequeños detalles como la publicidad de productos clásicos del juego (como los polímeros de un sólo disparo o el Mr. Stud) y las referencias al virus de Bartmos y Spider en los pinchos que te encuentras por ahí.

Además se nota que los guionistas son fans del género y no sólo del juego de rol, con detalles como el de la revisión que le hacen a los Hijos del Vudú o la inclusión de un tal Swedenborg-Riviera en una misión secundaria (que todavía no hice).

Una vista de la calle

En conjunto, y a pesar de los fallos técnicos del juego, Cyberpunk 2077 ofrece una gran historia arquetípica del cyberpunk y una muy buena muestra de la ambientación específica de Night City, lo que junto con el libro The World of Cyberpunk 2077, seguramente sean más que suficientes para sembrar de campañas las mesas de los aficionados al género.

Mi consejo es que si sois fans del Cyberpunk 2020, os hagáis con una copia del videojuego si podéis, a ser posible dentro de unos meses cuando esté más consolidado en el apartado técnico.

Printfriendly