Buscar este blog

19 de enero de 2021

Un sonido atronador

"Se acercaba a zancadas sobre untuosas y resistentes patas. Superaba en unos diez metros la altura de la mitad de la arbolada; un dios maligno que recoge sus delicadas garras, como pinzas de relojero, sobre su craso pecho de reptil. Cada pata un pistón, cuatrocientos cincuenta kilos de blanco hueso sumergido en gruesas fibras de músculo y todo ello envuelto en una piel guijarrosa y destelleante como la cota de mallas de un guerrero temible. Cada mulso una tonelada de músculo, marfil y acero."

Un sonido atronador. Ray Bradbury.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Printfriendly