Buscar este blog

20 de abril de 2021

Nirvana

"Hacía más de un año que Lisa se había ido y yo volvía a navegar en un mar oscuro. Otras veces había salido de él, pero esta vez no me quedaban estrellas en el alma. No sé si os ha pasado alguna vez, te despiertas por la mañana y tu único deseo es el de volverte a sumergir en la oscuridad. Mejor sin sueños, todo menos volver a vivir. No sé donde estáis ahora. Pensadlo un poco, la sangre se os vuelve densa como el alquitrán, los pensamientos yacen en el sueño, como pájaros muertos, apenas respiras. La Okosama Starr se puede ir a la mierda.

Es inútil negarlo, me había perdido. Ahora estoy resvalanado, todos los datos del programa se deslizan velozmente en el límite de mi campo visual. Yo estoy aquí, sentado, en esta habitación de hotel y espero que el virus indio todavía no haya sido introducido, y aunque sé que todo esto puede matarme, estoy tranquilo. Por lo demás seguimos sobre la pista, aún no hemos empezado a volar. Habitación 717 del hotel Chelsea. Mañana es Nochebuena y todavía no puedo creerme que esto haya empezado hace tan solo hace dos días..."

Nirvana, 1997.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Printfriendly